Compartir
Publicidad

Frente a frente con la mayor crisis de la historia

Frente a frente con la mayor crisis de la historia
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La grafíca está tomada del blog de Calculated Risk y muestra los niveles de desempleo de las once crisis que han afectado a Estados Unidos desde fines de la Segunda Guerra Mundial (Puede ver la imagen ampliada aquí). Nótese que la crisis asiática, rusa y brasileña no aparecen por ningún lado, y es que no le ocasionaron ningún daño a EE.UU.

Ahora bien, fijaros que la línea color rojo (crisis actual) es la más acentuada de todas lo que indica que estamos en la mayor crisis de los últimos 70 años. Si además comprendemos que los datos anteriores a la SGM tienen otra nomenclatura, es probable que estemos mirando a los ojos a una de las mayores crisis económicas de la historia humana.

Los datos de desempleo entregados ayer así lo confirman: diez de cada cien personas que pueden trabajar se encuentran desempleadas en los 16 países de la Zona Euro, dejando al descubierto el costo humano de una crisis económica de gigantescas e inmanejables dimensiones. Pese a que las cifras indican que Europa salió de la recesión en el tercer trimestre del año pasado, el desempleo sigue aumentando, como está expresado en La persistencia del desempleo tras las crisis. En la Zona Euro hay 16 millones de desempleados, y en los 27 países miembros de la Unión Europea la cifra de desempleados llega a los 23 millones de personas. Y estamos hablando sólo de las cifras oficiales. Porque la cifras no oficiales dan cuenta de una realidad más dramática. En Estados Unidos, donde el desempleo se mantuvo por segundo mes en el 10%, hay ciudades, como Detroit, que tienen un desempleo superior al 40%. En ciudades de Francia o Letonia hay niveles de desempleo similar. Y en Alemania, donde la tasa de desempleo se mantiene en el 7,6%, la empresa cervecera Anheuser-Bush anunció que despedirá al 10% de sus trabajadores de planta en todas sus sedes europeas. Muchas empresas continúan recortando personal, lo que indica que el desempleo seguirá creciendo, por más que las cifras hablen de recuperación. Por eso que nos acercamos a una peligrosa nueva zambullida, frente a la cual no hay acciones concertadas.

Como expresé ayer, los planes de estímulo han sido insuficientes y no han permitido que la reactivación llegue a la gente de la calle, quedándose ésta en las altas cúpulas financieras, que han resuelto sus problemas sin importarle para nada el resto. Está claro que una situación de este tipo es insostenible y que tarde o temprano también va a reventar.

Imagen | Calculated Risk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio