Compartir
Publicidad

Hay señales optimistas si los quieres ver

Hay señales optimistas si los quieres ver
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un artículo reciente sobre la confianza de mi compañero, Marco Antonio, me sorprendió positivamente que ya esté viendo alguna señal de recuperación, aunque sólo alguna.

No obstante, los comentaristas de ese artículo, sólo ven malas noticias y pronuncian que no existen buenas noticias en ninguna parte.

Aquí está parte de lo que dice el primer comentario:

Tenemos recesión para rato, esto es lo que indican absolutamente todos los indicadores macroecnómicos conocidos.

Este comentario no es el único que se ve en esta dirección y la respuesta obvia es que depende de lo que lees, cuánto limitas tus lecturas y cuántos indicadores macroecnómicos conoces.

No sólo se puede encontrar fuentes más optimistas por ahí, incluso hemos escrito sobre ellas en estas páginas. Aquí tenemos una más de las encuestas a consumidores y su mejorada visión de la economía.

Adicionalmente, no vieron que el paro vuelve a bajar y las cotizaciones en la seguridad social vuelven a subir.

Es verdad que todavía no estamos viendo reducciones en desempleo y parece que los pesimistas no creen que el frenazo del crecimiento en el desempleo son tan buenas o tan creíbles noticias.

Pero esto ignora que, cuando ya no se oyen noticias de que las cosas están empeorando, estamos en el principio del fin de los problemas. Por otra parte, creo que los pesimistas esperan hasta que todos los indicadores digan que todas las cosas van bien. Ahí no estamos todavía.

Ya he hablado en estas páginas de la importancia de la confianza para la economía y sus participantes y, aunque no todo lo que sale va bien, las distintas noticias de elementos positivos impactan positivamente en las decisiones de los participantes en la economía; los consumidores, los empresarios y los banqueros.

Buenas noticias existen aunque algunos quieran ignorarlos.

Cuando mi compañero, Marco Antonio, escribió en estas que Nada hay que temer, excepto el miedo, la famosa frase del entonces presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, creo que no se captó muy bien lo que Roosevelt quería decir.

Estaba diciendo que el miedo es lo que estaba empeorando la situación de la Gran Depresión y, cuando se pierda el miedo, volverá la recuperación.

¡Yo digo lo mismo a los pesimistas!

Vía | Nota de Prensa de TNS Media En El Blog Salmón | La confianza es más importante que el oro, ¿El principio del fin de la crisis?, Pronto el optimismo ganará y ¿Cómo conseguir que se quiebre la economía?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio