Compartir
Publicidad

Hazme alemán

84 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente la BBC Two ha emitido un programa llamado Make me a German, Hazme alemán. En el mismo, una pareja de periodistas británicos, los Rowland, se muda con dos de sus cuatro hijos a Alemania, y trata de reproducir la vida de una familia alemana media. ¿El objetivo? Intentar captar el secreto de su éxito, o cómo lanzan al comienzo del programa, ¿cómo es que trabajan menos y son más productivos más?

El punto de arranque no me entusiasma, con la elección de Nüremberg como lugar de destino, tirando expresamente de su pasado nazi. Me parece un punto sensacionalista que en nada ayuda a cumplir el objetivo que se habían impuesto. Es facilón y ni siquiera profundiza en ello.

Mucho más interesantes es la elección de Faber-Castell como empresa de acogida del protagonista masculino. Un ejemplo claro de la apuesta de Alemania por la industria, aunque sea en su vertiente más tradicional (¿hay algo más fácilmente replicable que un lápiz?) y por la modalidad de las Mittelstand, que por mucho que algunos se empeñen nada tiene que ver con nuestras pymes (FC factura más de 500 millones de euros).

El sentimiento de pertenencia a la empresa, a pesar de tener el sueldo congelado desde hace lustros de facto, la covigilancia entre los compañeros con la exclusión de cualquier actividad que no tenga que ver con la estrictamente laboral (anclado en su subconsciente y reforzado por el bonus colectivo), el optar preferentemente por la formación profesional y el aprendizaje in company y no por la vía universitaria. el fuerte ahorro de las familias alemanas (y no sólo en los bancos, es más, yo diría que la clave está en las compañías aseguradoras, auténticos gigantes), la apuesta por un capitalismo que se basa precisamente en el capital y no en el crédito, puede explicar muchas cosas...

Respecto a la vivienda, y la apuesta por el alquiler, me vais a permitir que me autocite, aunque soy consciente de que el alquiler no es un mundo de color de rosa.

Evidentemente no es una sociedad perfecta. Más de uno puede sentir sus libertades sumamente restringidas, y el papel de la mujer en la misma es sorprendente, tanto por la vía de la presión social como del estímulo fiscal.

¿Los que habéis vivido allí veis el documental como cercano a la realidad (lo de la nómina me cuesta creerlo)? Y los que no habéis vivido, pero os gustaría hacerlo, ¿cuál es vuestra opinión ahora?

Prosit!!

En El Blog Salmón | El milagro alemán en entredicho, El misterio Alemán Más información | Burbuja.info

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio