Compartir
Publicidad
Publicidad

Kirchner, Lombroso y las AFJP

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

España, 1989. Dionisio Rodríguez, más conocido como El Dioni, se hace con 298 millones de pesetas tras desparecer con un furgón blindado de la empresa para la que trabajaba. Su posterior periplo (Brasil, cárcel, mundo musical, etc) es ya parte de la leyenda hispánica. Admirado por muchos, visto con simpatía por otros, en el fondo venia a constituir la fantasía de todos aquellos que ven justificado el apropiarse del dinero de un banco, o en general del de alguien que tenga más que tu.

Argentina, 2008. Cristina Kirchner, Presidenta de Argentina da un golpe de mano y nacionaliza las AFJP, las gestoras del sistema privado de planes de pensiones, acabando con un sistema dual que ha durado poco más de una década. El Estado se hace con el control de más de 30.000 millones de dólares. Lo justifica en base a la fuerte caída del valor de los activos gestionados. Dice que busca garantizar el cobro de pensiones y todo apunta a que el sistema volverá a ser único, público y basado en el sistema de reparto. La simpatía que recibe, inexplicablemente, es mucho menor que la del Dioni, aunque cuenta con el apoyo sindical, auténticos interpretes del sentir popular.

Me gustaría llamar la atención como, ahora que algunos desentierran a Keynes (todo sabemos que nunca se le debió enterrar, sino conservar en formol, como al compañero Lenin), deberíamos plantearnos el homenajear a Lombroso. Según su concepción, los llamados delincuentes por los explotadores burgueses tienen una base genética, innata, y que se manifiesta en determinados rasgos físicos. Lombroso, a la luz de los acontecimientos de estos últimos días ha sido injustamente olvidado. Aqui Dionisio, aquí Nestor, Sr. de la Kirchner, ex presidente oficial de Argentina, y consejero aúlico del Gobierno de su Sra.

Los Kirchner, con total desprecio al riesgo personal que corrían, han salvado a los participes de estos sistemas privados de pensiones. Para ello, se han anticipado incluso a sus deseos, pues es evidente que no son conscientes del peligro que corrían, y que no están capacitados para administrar su patrimonio. Por ello los Kirchner, han hecho un sacrificio y han anunciado la nacionalización de dichos activos, para garantizar la pensión a los participes. De este modo, aquellos que han estado durante más de 10 años poniendo dinero de su bolsillo en cuenta privadas, de capitalización, serán perdonados, y como hijos pródigos, gozarán de la garantía del Gobierno Argentino y de la brillante gestión de sus gobiernos, empezando por la de los Kirchner, a la hora de cobrar sus futuras pensiones.

Ante tamaña proeza, los sicarios neoliberales del capitalismo salvaje ladran: que si buena parte de la bajada patrimonial de las AFJP se debe a la caida del valor de los bonos públicos argentinos, inversión obligatoria legalmente, que si se busca con ello evitar una nueva quiebra de la Administración argentina, ante los próximos vencimientos de deuda y la caída en picado de los ingresos del crudo, etc. Incluso algunos llegan a sostener que de este modo el Gobierno busca nacionalizar indirectamente empresas participadas por AFJP. Mentira, todo mentiras. Como bien sabemos, la culpa de todos los males argentinos es de Bush, de la falta de control estatal, de tanto liberal libertino y de las empresas extranjeras, yankees y gallegas. Hay incluso quien se atreve a decir que no hay seguridad jurídica en las naciones hermanas hispanoamericanas. A esos, bolivariano desdén.

En todo caso, es evidente que el mundo se ha dado cuenta de que hay que acabar con esta Teología del Neoliberalismo. Y para empezar hay que golpear donde más duele, a los Bancos, las Gestoras de Planes de Pensiones. Algunos lo intentarán de buena fe, como expropiadores sociales: ahí tenemos el caso del Solitario. Evidentemente, no es la mejor de las opciones. En pleno siglo XXI esas herramientas de liberación están obsoletas. Los Kirchner, que ya en su pasado montonero pudieron comprobarlo, nos dan una visión 2.0 de como actuar.

Llegado este punto, considero inaplazable, y como parte de la formación económica que necesitan los españoles, un biopic, una película biográfica de este matrimonio. Creo que debería gozar de las máxima subvenciones posibles dado el interés social del asunto. He pensado en dos grandes defensores del canon como actores principales: Juanjo Puigcorbé y Ana Belén. Como banda sonora me quedo con la hermosa canción de Burning que os he colgado y que refleja perfectamente la filosofía desprendida de estos luchadores antiliberales.

Salud, compañeros.

En El Blog Salmón|Argentina ha encontrado su SWF Enlace|Video Original YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos