Compartir
Publicidad

La transformación interna de China es más espejismo que realidad

La transformación interna de China es más espejismo que realidad
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un discurso de John Lipsky, Director General Adjunto del Fondo Monetario Internacional (FMI), que acaba de tomar las riendas temporales de esa organización, nos habla de la transformación de la economía china, sobre su impacto en el sistema financiero doméstico y sobre las formas de trabajar con China del sistema financiero international. Nos habla del duodécimo Plan Quinquenal y de sus cambios de políticas aunque, cuando se habla en términos de planes quinquenales anunciados por el gobierno, nos recuerda el sistema soviético donde los planes no tienen el objetivo de liberalizar, pero de conseguir lo que buscan un puñado de personas en la cabeza del partido.

Sr. Lipsey confirma lo que hablamos en estas páginas hace tiempo que el sistema económico chino está muy restringido y que estas restricciones están dirigidas a concentrar el poder económico en pocas manos, los líderes y sus enchufados a costa de la gran mayoría de los ciudadanos. Anteriormente dije lo siguiente, en estas páginas:

El nivel de su moneda se mantiene demasiado bajo y, como consecuencia, sus exportaciones artificalmente altas, su balanza de pagos es demasiada alta y persistente, sus importaciones son demasiado bajas, su consumo interno, especialmente de productos extranjeros, se está manteniendo demasiado bajo y, así, manteniendo sus importaciones artificialmente bajas, el peso de su economía en el mundo ha llegado a niveles muy altos y sigue creciendo, y más.

Las acciones del gobierno chino, mencionadas por el Sr. Lipsey, crean la situación internacional que menciono en esta cita y tienen el objetivo de mantener en su sitio al pueblo chino y que sigue en niveles económicos muy por debajo del que debería ser, teniendo el cuenta el crecimiento experiementado a lo largo de bastantes años.

Confirmando lo que he dicho, el Sr. Lipsey, nos da tres aspectos generales del sistema financiero chino que demuestran los desiquilibrios internacionales y los proteccionismos internos, que son los siguientes:

  1. La política monetaria se gestiona en base a límites establecidos, con independencia de las necesidades del mercado. Estos límites tienden a mantener el nivel de intereses bajos pero, como los préstamos tambien se fijan unilateralmente, estos bajos intereses abarata el coste de capital del gobierno y de los enchufados pero no repercuten en más préstamos para el pueblo y limita la rentabilidad de los ahorros, castigando a los ahorradores a sufrir pérdidas reales en sus ahorros y beneficiando a las empresas que pagan bajos intereses y acumulan beneficios y ahorros, manteniendo ahora un tercio de los ahorros nacionales.
  2. Aunque se han liberado algunos instrumentos financieros e intereses, estos son más utilizados por los profesionales financieros, los depósitos bancarios utilizados por el pueblo normal, se mantienen controlados, que tiende a mantener ingresos bajos y limitar el consumo, impactando negativamente a la gran masa de los ahorradores que son los más pobres. Esta situación ha impulsado formas alternativas de ahorro, por ejemplo, el oro y el sector inmobiliario, cuando pueden, que explica la burbuja inmobiliaria y el impacto importante en la burbuja del oro.
  3. El sistema financiero chino está dominado por los bancos, principalmente públicos, controlando el 90% de todos los activos financieros privados. Los mercados de capitales están muy poco desarrollados, componiendo poco más que el 10% de las financiaciones en los últimos años, forzando a todos a tener que acudir a los bancos.

Los políticos europeos no quieren molestar a los autócratas chinos, ya que los países europeos están ansiosos de que estos autócratas inviertan en nuestras economías y que compren nuestra deuda para sacarnos de los líos que estamos sufriendo, los líos donde estos mismos políticos nos llevaron. Por eso no estamos oyendo casi ninguna crítica hacia una economía claramente intervenida con la conclusión de que, no sólo perjudica al resto del mundo pero, aún más, perjudica a su propio pueblo.

Con tanta manipulación en su economía y en su sistema financiero, no tengo nada claro por qué algunos, incluso en estas páginas, quieren que la moneda china, claramente manipulada, tome más liderazgo en el mundo financiero.

En El Blog Salmón | China compraría 6.000 millones de euros de deuda española
Imagen | exfordy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos