Compartir
Publicidad
Publicidad

Hay de qué hablar con los líderes chinos

Hay de qué hablar con los líderes chinos
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Hace tiempo que parece que hay obsesión con todo lo chino. El nivel de su moneda se mantiene demasiado bajo y, como consecuencia, sus exportaciones artificalmente altas, su balanza de pagos es demasiada alta y persistente, sus importaciones son demasiado bajas, su consumo interno, especialmente de productos extranjeros, se está manteniendo demasiado bajo y, así, manteniendo sus importaciones artificialmente bajas, el peso de su economía en el mundo ha llegado a niveles muy altos y sigue creciendo, y más.

Todos estos son aspectos reales de las relaciones económicas con China y, para abordar estos temas, los líderes iluminados del mundo se han fijado en una cosa, en cómo conseguir que los líderes chinos dejen de manipular su moneda para que esta suba con la consecuencia de que veríamos menos exportaciones y más importaciones chinos.

Hay varios problemas con esta obsesión con el cambio, incluyendo las que ya he comentado hace poco en estas páginas. El superávit chino en la balanza de comercio tiene tanto que ver, o más, con su falta de importación que con su supuesto exceso de exportación y esta falta de importación tiene poco que ver con el nivel de su moneda.

Los temas que menciono al principio de este artículo son reales y son temas de conversación con los líderes chinos, entendiendo que estos quieren seguir participando en la economía internacional, algo que es bueno para ellos, y bueno para todos también. No obstante, el enfoque obsesivo sobre el nivel de su moneda hará muy poco para resolver los problemas de su superávit comercial, incluso si los líderes chinos accedieran a las presiones internacionales y permitieran la revaloración de su moneda.

Hay temas de qué hablar y negociar con los líderes chinos que serían mucho más efectivos si se pudiera avanzar con ellos y esos son los temas que se deberían tratar y mejor dejar de obsesionarse con el nivel de la moneda china en cualquier momento. Resumo algunos de estos temas a tratar a continuación.

Primero, es su manipulación del consumo doméstico, que mantienen artificialmente bajo. Esta política es la causa real de por qué el ciudadano chino consume muy poco de los productos extranjeros y por eso China importa mucho menos de lo que podría.

Segundo, deberíamos hablar con ellos de su manipulación de los precios de sus productos exportables que los mantiene bajos, lo subvenciona y, así, incentiva su exportación.

Tercero, deberíamos hablar de la necesidad de permitir la entrada de las empresas internacionales al mercado local chino trabajando en condiciones iguales que las empresas locales.

Cuarto, deberíamos hablar de las condiciones laborales de los trabajadores. Con esto no estoy hablando de que estas condiciones deben estar al mismo nivel de los trabajadores en las economías occidentales. Hablo de la necesidad de que las condiciones laborales sean dignas, con seguridad y salud y con inspecciones incluso de entes extranjeros. Compensaciones deben ser acordes con la situación local. Otra ventaja de permitir a las empresas internacionales es que estas fijan las condiciones de sus trabajadores en niveles que las empresas locales deben conseguir.

Quinto, deberíamos hablar de las condiciones medio ambientales de los procesos productivos. Está claro que el coste medio ambiental de la producción china no es un tema que se toma en consideración y este es un tema a tratar importante y urgente.

Hay mucho de qué hablar con los líderes chinos y el nivel de su moneda es el tema más superficial a tratar.

En El Blog Salmón | Los países no acuerdan intervenir en el mercado de divisas, menos mal y Consideraciones sobre la competencia china
Imagen | exfordy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos