Compartir
Publicidad

Los tres caballos de batalla de la economía española

Los tres caballos de batalla de la economía española
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos días oímos hablar constantemente sobre el fin de la recesión europea y damos por hecho que esta situación convergerá con el final de la crisis española. Sin embargo, ¿hasta qué punto hay motivos para ser optimistas? ¿Estamos ante los brotes verdes definitivos tras los cuales se dibuja un horizonte de recuperación y crecimiento?

Los datos de crecimiento del segundo trimestre en Europa han sorprendido a analistas, organismos internacionales y Gobiernos al ser bastante mejores de lo esperado. Pese a ello, esta situación no debe hacernos perder el foco sobre cuáles son las grandes asignaturas pendientes de la economía española:

Déficit público

El primer caballo de batalla que nuestra economía ha de domar si quiere salir de la crisis económica es el déficit público. La caótica situación de las finanzas públicas hace insostenible la viabilidad económica de las Administraciones Públicas, y ello se nota en los Presupuestos, con recortes importantes en partidas históricamente consideradas intocables, como educación y sanidad.

El pasado ejercicio cerró con un déficit del 7 % (excluyendo el rescate del sistema financiero) y el objetivo para este año se sitúa en el 6,5 %. El ajuste presupuestario para 2013 se repartió de la siguiente forma: un 3,8 % del PIB a la Administración central, un 1,3 % a las comunidades y un 1,4 % a la Seguridad Social.

A priori, la reducción parece asequible. Sin embargo, conseguirlo se antoja imposible porque, tal y como señalamos hace unas semanas, a mitad de año el déficit público de la Administración central ha alcanzado el 3,81 %, que era el objetivo presupuestado para todo 2013. En cifras absolutas, 40.001 millones de euros.

Entonces nos preguntábamos si el Gobierno sería capaz de no incrementar el déficit ni un sólo euro durante lo que queda de año. Como pueden imaginar, el objetivo es bastante complicado por mucho que mejoren los ingresos impositivos tal y como se espera en lo que queda de ejercicio, máxime si tenemos que hacer frente a unos intereses enormes y además hay que pagar la paga extra a los funcionarios.

Deuda pública

Hace unos días el Banco de España publicó los últimos datos sobre deuda pública y la conclusión a la que llegamos es tan simple como preocupante: España ha entrado en una espiral de endeudamiento de la cual le será muy complicado salir. Como siempre decimos, nuestro país no conoce receta alguna que a corto plazo le permita financiarse sin recurrir a nuevas y abultadas emisiones de deuda pública.

El objetivo de deuda previsto para todo el año es del 91,4 % del PIB y sólo a mitad de año ya ha alcanzado el 90,1 %, lo que equivale a un endeudamiento de 943.702 millones de euros. Tal y como señalamos, sólo en los últimos doce meses este indicador ha crecido un 17,3 % y sólo es cuestión de unos pocos años que supere la barrera psicológica del 100 % del PIB.

En los últimos años, nuestro país ha pasado de tener uno de los niveles de deuda más reducidos de toda la Unión Europea a situarse por encima de la media de esta. Así, cuando acabe 2013 España deberá cerca de un billón de euros, más del doble que en 2011. Como problema añadido, el pago de intereses de la misma, que se come gran parte de los Presupuestos negando esos recursos a la financiación de partidas presupuestarias básicas sobre las que descansa el conocido como Estado del Bienestar.

Desempleo

He aquí el gran problema de nuestro país: 5.977.500 desempleados y una tasa de paro del 26,26 % según la última Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al segundo trimestre del año. El desempleo en nuestro país ya es estructural, se ha arraigado a las raíces del sistema y costará muchos años de sufrimiento combatirlo.

Mientras el paro total de nuestra economía siga en estas cifras tan espeluznantes hablar de recuperación económica y de crecimiento resulta absurdo. Pese a que la última EPA apuntase a una ligera caída en el desempleo de casi 300.000 personas, no debemos pecar de optimistas y tener en cuenta tanto el factor estacional como el hecho de que la tasa interanual siga siendo positiva.

Es muy probable que la destrucción de empleo en España haya alcanzado su cota máxima y que a partir de ahora vaya a menos. Sin embargo, España sigue a la cabeza del desempleo en Europa, sólo superada por Grecia. Además, todas las previsiones de organismos tanto nacionales como internacionales apuntan a que el la reducción de la tasa de paro durante los próximos años será mínima.

En El Blog Salmón | Ligero bajada del paro EPA que sigue rondando los 6 millones de desempleados (mapa autonómico), ¿Cumplirá España el objetivo de déficit para 2013? y La deuda pública española sigue batiendo récords Imagen | sermarr erGuiri

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio