Publicidad

No verás más la palabra crisis

No verás más la palabra crisis
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Que la Psicología influye enormemente en la Economía no es nada nuevo. Si fuese argentino y entrenador de futbol-filósofo, quizás diría que la Economía es un estado de ánimo (queda sin duda más profundo que hablar de como las expectativas influyen en la toma de decisiones). Para nuestra desgracia, nuestro Presidente creía, al menos hasta ayer, que a eso se reducía lo económico. Y si eso era así, estaba claro que como aprendiz de brujo, creía que en esencia ese era el ámbito a trabajar, nuestra psique.

Así que, aunque muchos se empeñen en olvidarlo o negarlo, él y los suyos, y valga la redundancia, negaron durante un largo tiempo la palabra crisis. Era un término tabú. No se podía mencionar la palabra crisis. Había que estar al rico eufemismo y si no eras un antipatriota de lo peorcito. Lo cierto, es que que eso parece muy lejano, aunque estemos hablando del año pasado, y sin embargo, vaya casualidad, ahora empiezan a surgir herramientas que hubiesen ayudado y mucho a nuestro líder en su propósito.

Resulta que la agencia Leo Burnett ha desarrollado un plugin para Firefox. ¿Y que es lo que hace este pequeño complemento en nuestro navegador? Detecta en las paginas webs que visitemos la palabra crisis y la cambia por su reverso luminoso (me pongo taoista y de lo más oriental) que es oportunidad. Resumiendo, donde dice crisis veras oportunidad, y así tu mente podrá descansar. Y asunto resuelto. Me refiero, obviamente, al de todos aquellos que estén hasta el moño de oír hablar de la crisis, no a la resolución de la misma. Desde aquí se lo recomiendo a ZP, aunque es una pena ya que ahora usa la palabra crisis con bastante asiduidad.

Por cierto, hablando de la relación psicología-economía y al hilo del debate entre Onésimo y Marco Antonio en relación con las posibilidades de una próxima hiperinflación, creo oportuno recomendaros la lectura de este post de Microbolsa, Rollitos de Primavera. Comprenderéis mejor el papel de las expectativas en nuestras variables macroeconómicas. Muy ameno. Y da miedo. Pero recordad que las expectativas no lo son todo, ni para bien, ni para mal.

Vía | Algo que hacer
Más información | See the oportunnity, Mozilla
En El Blog Salmón | La neolengua, en clave económica

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir