Compartir
Publicidad

Planes de estímulo surten efecto, pero desempleo se mantiene

Planes de estímulo surten efecto, pero desempleo se mantiene
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La economía de Estados Unidos se ha expandido por primera vez en 18 meses gracias al gasto de los consumidores, pero el débil mercado laboral hace temer que la recuperación será moderada. El producto interno bruto aumentó un 3,5% de julio a septiembre impulsado por el gasto en consumo interno, que aumentó un 3,4% entre julio y septiembre, la cifra más alta en dos años y que contrasta con la caída del 0,9% experimentada entre abril y junio.

Gran parte de este impulso es producto de los planes de estímulo y de las inyecciones de liquidez otorgadas para impulsar el gasto, como han sido los planes para las ventas de automóviles y vivienda. Sin embargo, el factor que inquieta a la administración de Obama, es la alta tasa de desempleo que ejerce una presión a la baja en el mercado y que oficialmente se encuentra en el 10% aunque realmente supera el 20%.

La expansión de la economía estadounidense ha tranquilizado a los mercados bursátiles que en las últimas semanas vivieron jornadas de alta volatilidad. El dato más significativo es el aumento de las ventas de vivienda, tras 48 meses de datos a la baja. Las ventas de casas experimentaron su primer aumento desde el tercer trimestre de 2005. En esta linea, la construcción de viviendas tuvo un aumento del 23% en el último trimestre, el primer aumento en cuatro años y su mayor nivel desde 1986.

Christina Romer, presidenta del Consejo de Asesores Económicos de Obama, señaló que "la economía está creciendo y esto es un logro importante, pero el desempleo girará más despacio". Será justamente la persistencia del desempleo y la severa crisis de crédito la que marcará el ritmo de una lenta recuperación.

Hasta junio, la economìa estadounidense experimentaba una contracción del 3,8%, la peor en 70 años, con cuatro fuertes descensos consecutivos que marcaron el declive más severo desde que los registros comenzaron en 1947.

Los datos, sin embargo, son de cuidado: el consumo representa el 70% del PIB estadounidense y si se excluyen las ventas de autos, el crecimiento fue de 1,9%. Es probable que este ritmo se mantenga en lo que queda de año, sin embargo la pregunta se mantiene: ¿qué pasará el 2010, cuando se agoten los planes de estímulo?

Más información | Bloomberg, BEA En El Blog Salmón | La persistencia del desempleo tras las crisis, ¿Llegó el fin de la recesión? No todavía

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos