Compartir
Publicidad

¿Se está frenando la globalización?

¿Se está frenando la globalización?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como indica la Organización Mundial del Comercio (OMC), el aumento del volumen del comercio mundial de bienes se ha ido reduciendo desde el inicio de la crisis mundial del 2008.

El comercio mundial durante el año 2009 se redujo alrededor del 13 por ciento, durante el año 2010 disminuyó alrededor del 12 por ciento, después empezó aumentar hasta el 2015 y se empezó a caer de nuevo en el año 2016, alrededor de 1,7 por ciento.

Nos podemos preguntar: ¿Qué región se ha llevado la peor de la reducción del comercio internacional? ¿Qué ha afectado al comercio internacional durante los últimos años? ¿Por qué el Reino Unido le da la espalda al comercio internacional? ¿Existe un cambio de tendencia en el comercio internacional?

Europa se ha llevado lo peor de la caída del comercio internacional

En Norteamérica el comercio internacional se ha reducido en un 0,7 por ciento, el efecto en Asia ha sido sólo del 0,3 por ciento, pero ha golpeado más fuerte en Europa con una caída del 2,8 por ciento.

Se espera para este año que las exportaciones en los países desarrollados aumenten, de media, un 1,3 por ciento y los países en desarrollo este alrededor del 2 por ciento.

Pero las medidas restrictivas al comercio que se han ido imponiendo desde el 2008 en Estados Unidos, alrededor de 2.978, no han ayudado al comercio internacional ni a la circulación de las mercancías a nivel mundial.

Asia ha seguido la tendencia esperada ya que es la región con más mercancías exportadas, mientras Norteamérica es la región donde más se ha importado, seguida de Asia y Europa.

¿Qué ha afectado al comercio internacional durante los últimos años?

La caída del dólar estadounidenses en 2015 ha afectado al comercio internacional, especialmente por la caída del precio del petróleo. Estos países se vieron afectados por la utilización de métodos de extracción de gas y petróleo de arenas o rocas bituminosas.

Los primeros pozos de petróleo o gas, si se decide no exportarlos, se tienen que dejar abiertos y no se pueden cerrar, los segundos pueden parar cuando se necesite y empezar de nuevo la producción cuando los precios mejoren y, por tanto, sean de nuevo rentables.

Por otra parte, han empezado a surgir manifestaciones crecientes en contra el comercio internacional poniendo trabas al comercio mundial, lo que no tiene sentido cuando lo hacen los países desarrollados y con gran tradición liberal como son Estados Unidos y el Reino Unido.

Por una parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mostrado su negativa en llevar a buen puerto el TTIP (Trade and Investment Partnership) que iba a conseguir el mayor acuerdo comercial entre Estados Unidos y Europa.

Con este acuerdo se iban a conseguir que las exportaciones de bienes y servicios entre Estados Unidos y Europa aumentaran un 28 por ciento y los beneficios para Europa serían sobre los 119.000 millones de euros al año y para Estados Unidos tendrían unos beneficios de unos 95.000 millones de dólares estadounidense.

Otro acuerdo como es el TPP (Trans Pacific Partnership) ha decidido Trump realizar una renegociación y, por otra lado, ha decidido desmantelar de forma definitiva el TLCAN, acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México, por considerarlo como el peor acuerdo de la historia de los Estados Unidos.

Pero Trump tiene dentro de las filas del Partido Republicano sus mayores frenadores, el Grand Old Party (GOP), los cuales son grandes defensores del comercio internas e intentarán por todos los medios limitar algunas de sus decisiones.

Un cambio gran del Reino Unido, le da la espalda al comercio internacional

El Reino Unido, que siempre ha estado a favor del comercio internacional, ha tomado la decisión de salir de la Unión Europea tras un referéndum en el que se votó a favor del Brexit. La mayoría de los votantes que estuvieron a favor fueron los ciudadanos sin trabajo, retirados o enfadados, pero muy pocos jóvenes que tenían trabajo.

Theresa May, hace poco, ha invocado el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, para empezar las negociaciones del Brexit. Va a ser un período largo y con duras negociaciones por ambas partes. Aunque todavía no se sabe bien cómo acabarán ya que han comentado Alemania y Francia que el Reino Unido va a salir perjudicado en la negociaciones.

El principal motivo es que el Tribunal de Justicia Europeo obliga al Reino Unido a quedarse sobre la jurisdicción de la Unión Europea durante 2 años y, por supuesto, un período de transición.

De momento, la libra ha ido en caída libre, ha habido una bajada de tipos de interés, al 0,25 por ciento, y un descenso en el saldo de las entradas y salidas en el Reino Unido. Con previsiones de caídas del PIB, un 3,3 por ciento hasta 2020, y un 5,2 por ciento hasta 2030.

Cambio de tendencia en el comercio mundial

Por otro parte, existe un cambio en el comercio mundial de las últimas décadas, es decir, que estará dominado por las cadenas globales de valor que participan en el 40 por ciento del total del comercio internacional y aumenta de año en año.

Esta tendencia ha convertido a los servicios que tengan tanto peso como los productos en total del comercio mundial, al aumentar con más rapidez, los procesos de I+D, de IT, de ensamblado, de control de calidad, de factorización, de marca, de distribución, de financiación y de servicio posventa en el valor final de cada producto manufacturado.

Este modelo de producción globalizado reduce los movimientos migratorios a nivel internacional, excepto el sector agrícola y sector servicios, hacia los países desarrollados, que todavía necesitan inmigrantes.

También se tiene que tener en cuenta que gran parte del comercio no se están contabilizando en las estadísticas actuales, es decir, el comercio es mucho mayor de lo que se contabiliza. Estos errores son debidos al tránsito de mercancías en los puertos, aeropuertos, depósitos, y también en los mercados de futuros.

Por tanto, estas tendencias muestran que el mundo cada vez existe una mayor globalización, pero también están creciendo medidas proteccionistas en algunos de los países desarrollados, por un aumento de movimientos populistas surgidos de la crisis del 2008.

El aumento del nuevo rechazo a la globalización es debido a las entradas de inmigrantes provenientes de países en vías de desarrollo, pero es porque son la gran parte de la población mundial. Pero aunque existe un aumento proteccionista, la internacionalización del comercio es mayor de lo que se contabiliza en las estadísticas.

En El Blog Salmón | TTIP, el acuerdo de libre comercio más polémico de la historia

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio