Compartir
Publicidad

Un salmón frente a la crisis

Un salmón frente a la crisis
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Repasemos como va la semana. El dato de desempleo en España es horroroso. Sin noticias de ninguna recuperación norteamericana. Seavanza la intención de darle a la maquina de billetes por parte del Banco de Inglaterra y del Banco Central Europeo. Éste último baja los tipos niveles nunca vistos, y la Bolsa reacciona con una fuerte bajada, que corrobora una semana para olvidar. El pensamiento dominante es absolutamente pesimista, negativo, desesperanzado. Creo que era Woody Allen aquel que decía lo de que Dios ha muerto, Marx ha muerto y yo últimamente no me siento muy bien.

¿Todo el pensamiento? Pues no. Al igual que ocurría en la Galia de Goscciny y Uderzo, donde resisitía una pequeña aldea al Imperio romano, aqui también hay un foco de resistencia. Un verso libre. Y no, no hablo del optimismo antropológico de nuestro lider. No. Hablo de resistencia con cierto nivel intelectual. Más que un galo rebelde, y en homenaje a este blog, de un salmón que nada contracorriente, para desovar sus ideas.

Me lo he encontrado en el siempre interesante blog de Mario López de Avila Muñoz, Nodos. Es Goldratt, un gurú de la gestión empresarial, padre de la Teoría de las restricciones, las TOC, etc. Os sonará su nombre, ya que lo cité a colación de las Teorias conspiratorias, y del eterno dilema entre causalidad y casualidad. ¿Y cual es la base del pensamiento de Goldratt? Mario la describe así:

...cree que es posible llevar adelante una vida plena de significado si nos esforzamos por pensar como científicos, estudiando las cadenas de causa-efecto que según él conforman nuestra Realidad…

Pues bien, Goldratt defiende que nos encontramos a escasos meses de quizás el mayor boom económico de la Historia. No es broma. Según el, la brutal contracción económica de la industria no se corresponde con los datos reales de la demanda. es más bien una sobrereacción excesiva, una hiperpreocupación de los minoristas que ha llevado a los mismos a minimizar radicalmente la actividad. Miedo, siempre el miedo, la paranoia. En cuanto se constate lo infundado de los temores la sacudida hacia arriba será terrible (salvando sectores como el automóvil o el inmobiliario. Si, nosotros seremos la excepción).

Sinceramente me gustaría creerlo, y sin duda tiene parte de razón (me constan rupturas de stocks en numerosos comercios en estas rebajas), pero no concibo que el sector financiero pueda separarse tan fácilmente de la economía real. En todo caso, a uno siempre le han gustado los iconoclastas, los valientes, los que no siguen los caminos trillados. Los que van contracorriente. Y, que diablos, es viernes y hay que fomentar una miajita de esperanza.

Vía|Nodos
Más información|12manage
En El Blog Salmón|Incertidumbres económicas para 2009
Imagen|patrickmccully

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos