Compartir
Publicidad

Coca-Cola, culpable por desperdiciar agua

Coca-Cola, culpable por desperdiciar agua
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una compañía se convierte en una de las grandes, en un símbolo, en un icono, las críticas no se hacen esperar. No hay más que decir nombres como Microsoft (imperialitas), Google (espías de la privacidad) o Wal-Mart (explotadores) para darse cuanta de que esto pasa a menudo.

No es que yo crea que las empresas que he nombrado arriba son lo que pone entre paréntesis, pero no cabe duda de que hay muchos que lo piensan así… y además de pensarlo lo gritan a los cuatro vientos.

El caso más reciente lo ha protagonizado Coca-Cola, el icono de la forma de vida americana, que ya protagonizó algún que otro episodio interesante hace tiempo.

Resulta que en la India, el Delhi’s Centre for Science and Environment realizó un estudio sobre las bebidas carbonatadas, llegando a la conclusión de que muchas de ellas contenían niveles elevados de pesticidas. Coca-Cola no era culpable ni objeto de estos resultados, pero como bebidas carbonatadas = Coca-Cola en la mente de todos nosotros, la polémica estaba servida. Los ejecutivos de la compañía estadounidense no supieron gestionar la crisis que se les podía avecinar, y cual bola de nieve la polémica ha ido creciendo. Ahora, las embotelladoras de refrescos afincadas en la India se han convertido en las grandes culpables de la escasez de agua potable, varias organizaciones no gubernamentales (como India Resource Centre, que no está afincada en la India, sino en California) están aprovechando la coyuntura para atacar a la multinacional americana, intentando incluso eliminar su distribución en varios campus universitarios de EE.UU. e Inglaterra. El tema es bastante curioso, porque qué más quisiera Coca-Cola que utilizar menos agua en su procesos de embotellamiento. Para cada litro de Coca-Cola saliente necesitan utilizar 2,72 litros de agua, lo cual constituye uno de los pocos gastos que podrían reducir para aumentar su margen. De hecho, la eficiencia en el uso del agua ha mejorado un 6% desde el año 2002, cuando se empleaban 3,12 litros para conseguir uno de producto saliente.

Está claro que Coca-Cola no es una ONG, es una empresa que debe ser rentable, y ha cometido muchos pecados en su vida de 103 años, pero desperdiciar un recurso que les toca en la cuenta de resultados me parece que sería poco inteligente por su parte... sobre todo cuando podría embotellarla y venderla, cosa que ya hacen.

Vía | The Economist (suscripción) En El Blog Salmón | ¿Cuántas marcas tiene Coca-Cola? y Coca-Cola se enfrenta a un problema de imagen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos