Compartir
Publicidad
Publicidad

De Caja Caminos a Banco Caminos

De Caja Caminos a Banco Caminos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Junto con Caja de Arquitectos, Caja de Ingenieros y Caja de Abogados, Caja Caminos es una de las rara avis del panorama financiero español. Su peculiaridad estriba en su forma jurídica y origen social: cooperativas de crédito organizadas para dar servicio a determinadas profesiones liberales, aunque con el tiempo se han ido abriendo al cliente universal. En un sector dominado por las Sociedades Anónimas y las Cajas de Ahorro constituyen, junto con las cooperativas de credito rural y Caja Laboral, una agradable anomalía del sistema financiero. Pero por lo que se ve, Caja Caminos no percibía su viabilidad a corto plazo.

Por ello ha decidido, en Asamblea, ampliar su capital social y aprobar su conversión en Banco. El motivo está claro. El cambio de forma jurídica les permite crecer vía ampliaciones de capital, incorporando socios financieros que refuercen sus fondos propios. Este tipo de entidades tan pequeñas, o tienen un sólido respaldo financiero por detrás o corren peligro, dada la ley de los grandes números. Les basta con equivocarse gravemente una vez en una inversión, en la concesión de un crédito, etc...para verse abocados a bajar la persiana. Bajó la formula de la sociedad anónima seguro que encuentra numerosos novios que le permitan crecer. Sin embargo, ante esta decisión, cabe plantearse algunas dudas: * El punto fuerte de estas sociedades es su identificación con un colectivo, su conocimiento del mismo, su voluntad de servicio a estos profesionales. La entrada de terceros en el capital social puede hacer variar estos criterios, esta orientación a su core business o negocio principal. * Incluso se puede ir más lejos, y es hasta qué punto esta operación puede ser la antesala de la desaparición por absorción de la empresa, o del mero mantenimiento de la sociedad como un banco-zombi o banco-sucursal, tal y como paso en su día con Bancofar. * También suscita dudas la postura del Banco de España. Es conocida su postura negativa la concesión de nuevas fichas bancarias, pero en este caso no hay tal. La ficha bancaria ya existe, es un mero cambio de forma jurídica. Posiblemente no plantee problemas. * Cabe preguntarse si este era el único camino (valga la redundancia). Quizás podían haber apostado por una colaboración más estrecha con las entidades similares arriba citadas, integrando servicios administrativos y manteniendo su individualidad en la red comercial. Un ejemplo en este sentido es el mencionado grupo de Cajas Rurales. * Se supone que los socios estarán vigilantes para evitar que esta operación se convierta en un pelotazo financiero para algunos.

En todo caso, tal vez son demasiadas preguntas para un observador externo. Quien debía planteárselas en primer lugar son los socios de Caja Caminos. Sobre un total de más de 8000 no llegan a 200 los que han participado en la Asamblea. Sobran las palabras.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos