Compartir
Publicidad

El canon de la SGAE y el Pecado Original

El canon de la SGAE y el Pecado Original
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay que reconocer que una de las mejores cosas de escribir en El Blog Salmón son los excelentes comentarios que reciben nuestros posts. Pues bien, aquí recojo uno que hizo Miguel en “La SGAE quiere que los discos duros paguen el Canon”, que me parece una estupenda reflexión sobre lo que ocurriría si aplicásemos las privilegiadas condiciones concedidas a la SGAE a otros ámbitos:

Este es el comentario de Miguel:

Copiar música sin el consentimiento del autor/intérprete es un hurto. Un delito. Estoy, más allá de toda duda, convencido de eso. Eso por un lado. Por otro lado, aplicar esto que llaman ‘canon’, para resarcir a los autores e intérpretes por el uso ilegal que algunos hacen con soportes como los CD, o los discos duros de las PC, es tan lógico y apropiado como el pecado original. Por lo tanto, porque no descargar a la policía, los tribunales y las cárceles, con el pesado deber de perseguir, juzgar y condenar a tanto ladronzuelo que roba en las tiendas por departamentos o hurta hábilmente nuestro celular en el colectivo… Mejor es aplicar un canon general de condena bajo el cual todos los ciudadanos, al cumplir la mayoría de edad, deben cumplir con un día tras las rejas, para poder disfrutar de la comodidad del centro comercial o transportarse en colectivo. Es más, pienso que quizás ese día de condena carcelaria soportado por cada uno de nosotros podría hasta cubrir otros delitos más graves de los delincuentes de la sociedad.

Otra idea, como no todos pagan sus impuestos correctamente, en vez de molestarse en buscar y castigar a los que incumplen con los deberes tributarios, pues sigan la estupenda lógica de SGAE y castiguen proporcionalmente a todos los ciudadanos con un `canon’ que perfectamente puede agregarse, por ejemplo, al IVA, o mejor aún, para obtener el certificado de nacimiento, así quedaríamos todos curados del pecado original de no pagar impuestos. Probablemente se lograría además reducir la tasa, ya que las autoridades no incurrirían en el costo de perseguir a los delincuentes tributarios… Entiendo que estas propuestas pueden resultar escandalosas. Admitidamente suenan aún menos apropiadas que el actual impuesto general concedido a la SGAE por las potenciales copias privadas, pero quizás si encuentre el lector mucho más lógico que se aplique una idea similar para proteger de copias privadas a los editores y autores literarios, quienes durante décadas han sufrido por las fotocopias y otras reproducciones impresas no autorizadas, problema que sería fácilmente resuelto mediante un impuesto al papel. Finalmente, en relación con el canon para SGAE que he venido pagando por los CD que uso para hacer copias de seguridad de mis archivos, tengo que agregar algo… Soy sordo.

En El Blog Salmón | El mundo sigue girando aunque la SGAE pretenda que pare y La música no solo se roba también se compra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio