Compartir
Publicidad

El cierre de la venta de Whatsapp: precio, ingresos y otras operaciones

El cierre de la venta de Whatsapp: precio, ingresos y otras operaciones
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

21.800 millones de dólares por una compañía con apenas 70 trabajadores. Estas cifras, que no dejan de impresionar, resumen el acuerdo final de Facebook para adquirir Whatsapp. La revaloración de la red social ha incrementado el precio a pagar. Pero, ¿ha salido realmente más caro a Facebook?

En febrero, Zuckerberg daba el paso: ponía sobre la mesa 19.000 millones de dólares (una parte minoritaria en efectivo y el resto en acciones) para hacerse con la mayor aplicación de mensajería de Occidente, Whatsapp. Por cada uno de los 450 millones de usuarios desembolsó 42 dólares por usuario, una cifra muy alta pero que ha sido superado en muchas de las valoraciones de tecnológicas 'sociales' en los últimos tiempos (por ejemplo, Snapchat con sus 100 millones de usuarios alcanzó un 'valor' sobre el papel de 10.000 millones de dólares).

Ahora, unos meses después Facebook ha recibido el beneplácito de las autoridades europeas. Pero lo ha hecho con un sobrecoste por su revalorización en bolsa (las acciones abonadas a los fundadores, inversores y trabajadores de Whatsapp valían bastante más que hace ocho meses).

Whatsapp, más 'barato'

Han sido casi 3.000 millones de dólares más en la factura. Pero, en este tiempo no sólo ha habido una revalorización de Facebook, con dos resultados trimestrales que dejaron patente la buena salud de su negocio (publicitario). También ha permitido un crecimiento muy importante de la aplicación de mensajería: ha pasado de 450 a 600 millones de usuarios.

¿Eso qué significa? Muy sencillo: Facebook ha pagado, en proporción, una cantidad sensiblemente inferior por cada uno de esos usuarios. En febrero uno de esos 450 millones activos cotizaban a 42 dólares. Ahora, cada uno de los 600 millones tienen un valor tras la transacción de 35 dólares.

¿Qué demuestra? Que esa revalorización de la firma de Zuckerberg ha sido inferior al rápido crecimiento de Whatsapp. Es cierto que los usuarios no son más que eso, una cifra. Pero detrás de ella hay también ingresos (el modelo de negocio de suscripción de 1 dólar anual se mantiene) y, sobre todo, una herramienta con muchas posibilidades.

¿Sin ingresos extra?

El propio fundador de la red social dejaba claro a principios de semana que no hay un plan a corto plazo para generar ingresos extra a través del servicio. Puede que así sea, aunque no es muy descabellado pensar que Facebook aproveche la oportunidad de explotar la plataforma, por ejemplo, como herramienta de comercio electrónico ahora que introduce el botón de compra (las aplicaciones de mensajería chinas así lo llevan a cabo desde el principio).

Es posible que, por ahora, lo que persiga Facebook con esta adquisición es, como aseguraba Onésimo, más servicios para sus usuarios, más información sobre ellos y más formas de retenerlos. Pero, lo más probable es que en el medio plazo no se quede sólo en eso.

Mientras todo esto sucede, Google, quien también pujó por Whatsapp en su momento, tiene intención de lanzar su aplicación de mensajería propia a lo largo del próximo año 2015. Y Yahoo se plantea invertir en Snapchat, la compañía que le dio calabazas a Zuckerberg y que 'vale' 10.000 millones de dólares. Desde luego, es uno de los sectores tecnológicos más activos.

En El Blog Salmón | El mercado de la mensajería móvil: una batalla entre la masificación y la 'inestabilidad'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio