Compartir
Publicidad
Publicidad

Exceso de optimismo en Airbus

Exceso de optimismo en Airbus
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Aunque estos son día de rosas para Airbus por su reciente estreno del avion comercial más grande del mundo, el A380, hay algunos datos que pueden indicar que hay un alto nivel de optimismo, basado en un panorama idílico en el mercado mundial de la aviación.

La compañía europea fabricante de aviones asegura que ha obtenido unos ingresos "notablemente mejores" en el primer semestre de 2004 respecto al mismo período del año anterior. La previsión del margen de beneficios se espera que suba del un 7,1% del año anterior a un 10% a lo largo de los próximos tres años.

Estos datos se basan en un optimismo de la compañía que cree que el mercado de la aviación está despertando de nuevo. Esto debería estabilizar los precios y aumentar los volúmenes. Además, la llegada a su fin de muchos de los programas de I+D hace que uno de los gastos más importantes caiga notalemente. Aunque bien es cierto, que este gasto volverá a subir de nuevo en cuanto Boeing se haga más agresiva, presionando más los márgenes. Este nivel de optimismo también se basa en la adjudicación de un gran pedido en Etihad a una aerolínea de Oriente Próximo de reciente creación. La pregunta a todos estos argumento es, ¿por qué esta lejos esta recuperación o por qué se peca en un excesivo optimismo? En primer lugar, no es muy probable que dicha recuperación del mercado mundial de la aviación aumente tan deprisa como para justificar un aumento de la producción. Airbus tiene previsto fabricar un 50% más de aviones respecto al año anterior, y es poco probable que la demanda aumente como para dar cabida a esta producción, en un futuro próximo.

Si se analiza la fuente de la demanda, se puede ver que en la mayoría de los casos son los operadores de bajo coste (low-cost), y que estos han preferido quedarse con los aparatos a mitad de precios, ya que obtienen grandes descuentos, o son aviones de gama media-baja.

Para que haya una verdadera recuperación, las líneas convencionales tendrían que empezar a comprar otra vez, renovando parte de su flota. Pero hay pocos indicios de que estén preparadas para hacerlo, salvo los casos puntuales de compra del nuevo A380.

Airbus basa su previsión en el incremento de la fabricación de los aparatos de corto recorrido, pero la realidad es que la mayor parte de la demanda de Asia y Oriente Próximo, se centrará en los de largo recorrido, como el A330, el A340 y el flamante A380.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos