Compartir
Publicidad

La Caixa: enfocada a los inmigrantes

La Caixa: enfocada a los inmigrantes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fenómeno de la inmigración ha ido creciendo en España en los últimos años, y se espera que lo siga haciendo cada vez más en los próximos años. En este contexto, es lógico pensar que dicho colectivo de inmigrantes (inicialmente poco interesante por su reducido poder adquisitivo) vaya considerándose como un target atractivo para las empresas. Seguro que poco a poco vamos viendo nuevos movimientos en este sentido.

Las entidades financieras como La Caixa están siendo, quizás, unas de las más activas a la hora de intentar dirigirse al mercado de inmigrantes. Una de las características principales de estas personas es su afán por enviar dinero de vuelta a sus países, donde generalmente siguen residiendo familiares a quienes ayudar. Posiblemente, este deseo de sacar adelante a sus familias haya sido uno de los principales elementos que les han impulsado al duro viaje de la emigración. Durante unos cuantos años, el envío de dinero se ha tramitado a través de empresas específicas como Western Union, Money Gram o similares. Las entidades financieras más tradicionales (bancos y cajas de ahorros) han tardado en prestar atención a ese importante flujo de dinero, pero ahora han puesto en marcha su maquinaria para beneficiarse no sólo de las comisiones derivadas de esos flujos, sino tratando de consolidar a los inmigrantes como clientes de su amplia gama de productos.

Para ello, están desarrollando acciones específicas. El otro día, por casualidad, entré en un asador de pollos regentado por ecuatorianos. Me llamó la atención ver la barra publicidad de la Caixa. Mientras esperaba mi pedido, me dediqué a estudiar los folletos, con las siguientes conclusiones:

  • El folleto estaba editado en dos idiomas: español y otro que no supe identificar (¿quizás alguno de europa del este?).
  • Incluso el texto en castellano tenía giros claramente latinoamericanos (por ejemplo, "tu gente de allá podrá ingresar el dinero el mismo día").
  • El folleto estaba distribuído estratégicamente: en un negocio donde la probabilidad y frecuencia de paso de clientes inmigrantes era muy elevada.
  • El folleto hacía énfasis en el servicio probablemente más interesante para este colectivo: el envío de dinero a sus países de origen. También se mencionaban otros servicios específicos (por ejemplo, seguros de repatriación)
  • La acción promocional se adaptaba a los usos de estos colectivos: "si eres cliente de la Caixa y traes un amigo para que se haga cliente, os regalamos unas bolsas de deporte". Los "compadres" como prescriptores.
  • Al hacerse cliente entregan una tarjeta específica para el colectivo, gratuíta por cuatro años, orientada a involucrar a los inmigrantes en el uso de medios de pago.
  • Se facilitaba a los receptores del dinero en los países de origen la posibilidad de recibir una tarjeta de crédito asociada a una entidad financiera de aquel país. Una forma de incrementar la cultura financiera también en los países de origen.

Hoy, revisando un poco más el tema, encuentro que la Web de la Caixa tiene un microsite orientado a extranjeros

En definitiva, las entidades financieras parece que han fijado su objetivo en este gran (y diverso) colectivo de potenciales clientes, y están desarrollando estrategias específicas (y bastante lúcidas, todo hay que decirlo) para conseguir una buena cuota de mercado.

Más información | El Mundo Más información | Inmigrantes, el nuevo dorado de la Banca en Knowledge@Wharton (registro gratuito) En El Blog Salmón | Un pedazito de tu país

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio