Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Se convertirá La Caixa en un Banco?

¿Se convertirá La Caixa en un Banco?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer hablábamos sobre la conversión de una cooperativa en un Banco. Hoy Hispanidad menciona la posibilidad de que La Caixa se acabe convirtiendo en una Sociedad Anónima. Y no es un tema baladí. A diferencia de Caja Caminos, estamos hablando de la primera Caja de Ahorros del país, la tercera entidad financiera por beneficios y la número uno en cuanto a red de sucursales en España. Dicho cambio en si mismo seria importantísimo, pero es que además abriría el camino al resto de las Cajas.

La modalidad consistiría en seguir el ejemplo italiano. Las Cajas se convierten en sociedades anónimas y como mínimo el 51% del capital pasaría estar controlado por una Fundación, que tendría por tanto el control sobre la entidad. Un modelo clavado al de la transformación de Mapfre, de Mutua a S.A. El problema es que, una vez abierta la posibilidad, la tendencia es imparable. Las Cajas italianas acabaron convirtiéndose en puros Bancos. El otro modelo consiste en la emisión de cuotas participativas, una especie de acciones sin derecho a voto. La pregunta es cuánto tiempo tardarían los políticos en conceder el derecho de voto a esas cuotas, que se hubiese convertido en un Caballo de Troya.

¿Por qué ese interés en privatizar las Cajas? Los Bancos, especialmente los dos grandes, saben que son sus grandes rivales. Durante un tiempo los Bancos se olvidaron de España, centrándose en América. Apostaron por internet y cerraron sucursales, que eran del pasado. Y el tiempo les castigo. La estrategia de las Cajas, radicalmente opuesta, les hizo perder cuota de mercado. Y las Cajas crecían tanto en volúmen como en beneficios. Se empezó a oír el lamento del lobby bancario:

* Las Cajas pueden comprar Bancos y los Banco no pueden comprar Cajas: Cierto pero lógico. Una Caja, al igual que un señor particular, puede comprar acciones de un Banco. Pero ni un Banco ni un particular pueden comprar acciones de una Caja, ya que no existen. Pero nada obsta a que el Banco compre redes bancarias de Cajas, sus activos, sucursales y empleados. El problema, y bien lo saben los Bancos, es que las Cajas no están interesadas en vender. Además, el Banco de España, de modo velado, ha vetado nuevas adquisiciones de Bancos por Cajas, con lo que hay tablas. Por otro lado nadie dice nada de la situación de las cooperativas de crédito, que tampoco pueden ser adquiridas por los Bancos. Y es que no son una amenaza para ellos * Las Cajas están politizadas: Cierto, y es un mal del que deben curarse. Pero los Bancos también sufren sus presiones. Y si no, ahí está el caso Endesa, o la condonación de deudas a los partidos políticos. * Las Cajas no responden ante el mercado: Las Cajas responden ante sus clientes, socios, instituciones locales y empleados. Y parece que, hasta el momento, satisfactoriamente, dado su éxito empresarial. Habrá que preguntarse si los accionistas minoritarios del Banesto o del BBVA se sienten escuchados.

Con ajustes, con reformas, pero hoy por hoy las Cajas suponen un elemento incentivador de la competencia en una España que, sin ellas, sería un duopolio bancario.

Nota: Foto por Tavallay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos