Compartir
Publicidad

Te noto de capa caída, Pepephone

Te noto de capa caída, Pepephone
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pepephone es una de esas empresas de las que cuesta hablar mal. De la mano de Pedro Serrahima, su director general, la compañía de lunares decidió irrumpir en el entonces complicado mercado de la telefonía móvil. Sus armas para captar clientes fueron dos: un buen trato y mejores tarifas. Hoy, siete años después, parece que atraviesan un momento no tan feliz. Vamos a analizarlo.

Los problemas para Pepephone comenzaron el pasado mes de febrero, cuando supimos que la compañía decidía romper su acuerdo comercial con Vodafone, actual suministrador de su red, para pasarse a Yoigo y así poder ofrecer 4G a sus clientes. Sin embargo, el nuevo matrimonio no salió bien debido a que Movistar no permitía a Yoigo ceder su red a Pepephone en las zonas en que este no tenía cobertura 4G. El asunto acabó en la CNMC y finalmente Pepephone optó por alcanzar un acuerdo directamente con la propia Movistar.

En este difícil camino se produjo la primera pérdida neta de clientes por parte de los chicos de Serrahima. Pepephone perdía fuelle. ¿Qué estaba ocurriendo? A los líos matrimoniales de la compañía se unía el poco éxito cosechado por el que estaba predestinado a ser su segundo producto estrella: el ADSL. Además, nada se sabía sobre el lanzamiento de Pepeenergy, la marca con la que la compañía intentaría dar el salto al aún más complicado sector de la energía.

En este contexto, Pepephone se durmió y sus tarifas se volvieron desfasadas. El operador de lunares ya no marcaba la pauta y otros OMVs igualaron e incluso mejoraron las tarifas de este. El trato al cliente seguía siendo excelente, pero los precios, su otra gran arma arrojadiza, ya no eran tan competitivos.

Así, llegamos a la situación actual, en la que muchos podríamos pensar que Pepephone anda de capa caída. Demasiadas distracciones han hecho que esta compañía pierda el verdadero foco de su negocio: su competitividad. Sin embargo, ¿deberíamos preocuparnos? A mi juicio, no. Imagino que una vez que Pepephone resuelva finalmente sus problemas de cobertura y se centre en mejorar sus tarifas, su halo de buenrollismo comercial hará el resto. Además, se convertirá en el primer OMV capaz de ofertar 4G a sus clientes, lo cual le dará una ventaja comparativa importante.

No obstante, lo que esta historia nos demuestra es lo esencial que para una empresa es mantener sus principios, máxime en un mercado tan competitivo como el de la telefonía móvil, en el que cualquier distracción puede ser el detonante para perder una posición reputada que no se gana de la noche a la mañana.

En Xataka Móvil | ¿Se acabó la luna de miel con Pepephone?

En El Blog Salmón | Pepephone cambiará Vodafone por Yoigo para ofrecer 4G a sus clientes, Pepephone podría revolucionar el mercado español del ADSL

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio