Compartir
Publicidad

Teledeporte, un cierre polémico pero necesario

Teledeporte, un cierre polémico pero necesario
114 Comentarios
Publicidad

La situación de RTVE no es nada buena. Este año el Gobierno ha tenido que hacer una aportación extra al ente de 130 millones de euros para salvarla de la quiebra, una barbaridad teniendo en cuenta que la aportación de los Presupuestos Generales para este año eran de 292,73 millones de euros. ¿Qué se puede hacer para reducir gastos? Lo más inmediato es reducir el número de canales.

Teledeporte es hoy en día lo que era la 2 hace unos años. Y la fusión entre ambos canales podría ser una salida a la mala situación financiera de RTVE. Por supuesto habría que revisar otras muchas cosas, pero el recorte más inmediato podría ser ese. La otra opción es volver a la publicidad, cosa que se impidió no para mejorar la calidad sino para contentar al resto de televisiones privadas ante un entorno de crisis con reducción de la misma.

Las mayores críticas vienen de las federaciones de deportes minoritarios, que sienten que sin Teledeporte no tendrían el apoyo necesario. Sin embargo no estoy de acuerdo. Primero, las políticas públicas de apoyo al deporte no deberían ir encaminadas a verlo por televisión, sino a practicarlo. Segundo, no entiendo muy bien que haya que apoyar a deportes minoritarios, cada cual practica el que quiere, los hay más populares que otros, y al igual que mucha gente no puede vivir de trabajar en ámbitos no productivos aunque sean de su agrado no creo que sea necesario subvencionar deportistas profesionales que no generan ingresos para mantenerse. Y tercero, en la situación en la que estamos el gasto debe ser priorizado, y tirar dinero en televisión pública me parece obsceno.

Este año RTVE se ha llevado mucho dinero de las arcas públicas. Primero, los presupuesto de 292,73 millones. Ahora la aportación extraordinaria de 130 millones. Y si sumamos las tasas a las telecos o televisiones privadas llegamos a los 1.070 millones de euros, una barbaridad en los tiempos que corren que podría dedicarse a otras cosas.

Debo reconocer que no soy muy partidario de la televisión pública. En España se llevan partidas de gasto muy altas y no veo su necesidad, existiendo medios de comunicación privados (desde la aparición de Internet se han multiplicado). En su día sí fue necesario para el despliegue de una tecnología nueva y muy cara, pero hoy en día no tiene sentido, al menos no en el tamaño que la tenemos. Y con esto me estoy refierndo también a las autonómicas y locales, no solo a RTVE.

En El Blog Salmón | ¿Y si privatizamos RTVE?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio