Compartir
Publicidad

¿Ajustarse el cinturón? Las grandes tecnológicas ante el debate sobre sus gastos

¿Ajustarse el cinturón? Las grandes tecnológicas ante el debate sobre sus gastos
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Amazon ha sido la diana de todas las críticas. Su apuesta por incrementar los gastos para crecer olvidando los beneficios ha sido evidente. No todos lo han recibido bien. Los inversores acabaron por perder la paciencia. Ahora, Google y Facebook repiten un incremento significativo de los costes.

El caso de Amazon no es, por tanto, nuevo. El lastre de un capítulo de gastos abultado le ha estado pesando balance tras balance especialmente en el último año 2014. Por una razón fundamental: los ingresos no eran suficientes para hacer ganar dinero a la compañía. Su consejero delegado, Jeff Bezos, defendía que esas inversiones eran necesarias para un crecimiento sostenido en el futuro.

Los gastos

Si vemos el gráfico que Wall Street Journal publicaba en este artículo, vemos el caso de Amazon, Google, y Facebook como los más destacados. La escalada, especialmente entre estos dos últimos, de los gastos de capital y en Investigación y Desarrollo ha sido muy destacada en los tres últimos trimestres.

Ese incremento tuvo consecuencias en sus balances. Google ha ralentizado el ritmo de crecimiento de su beneficio neto (su margen bruto operativo ha bajado cuatro puntos en un año), al igual que Facebook. Amazon acumuló dos trimestres consecutivos en números rojos.

Pero, ¿en qué crecieron esos gastos? Amazon ha hecho apuestas importantes por su negocio en la nube, su servicio de vídeo bajo demanda o su sistema de distribución (incrementando la construcción de almacenes). Por su parte, Google en el último trimestre ha pisado el acelerador en I+D, bienes inmobiliarios y centros de datos. En el caso de Facebook, el marketing y la investigación y desarrollo se han disparado (un 87% más).

La reacción de los inversores entre estos tres casos (al margen del gigante chino Alibaba) ha sido dispar. Amazon ha sido duramente castigado en el parqué, mientras que Google o Facebook han mantenido cierta estabilidad. Zuckerberg defendió en los dos últimos balances financieros su intención de seguir incrementando esos desembolsos para seguir creciendo no sólo en su negocio principal.

Apuestas (caras) vs Disciplina

En un interesante artículo publicado en Fox se plasma el debate surgido: ¿Apuestas arriesgadas o disciplina financiera? Y recuerda que los tres grandes han hecho algunas de esas apuestas que, en su mayoría, no podrán ser compensadas con sus ingresos.

  • Google ha apostado por las gafas inteligentes, los coches sin conductor, los robots, el internet de las cosas o los satélites.

  • Facebook se internó en la realidad virtual o la mensajería móvil.

  • Amazon apoyó proyectos como los drones para los envíos, la creación de un teléfono inteligente o la expansión de un servicio de contenido propio.

Son apuestas que, como reconocía recientemente Bezos, no tienen un éxito seguro. Pero que sin ellas no avanzarían sus negocios. Pese a ello, la presión de los inversores también surte efecto. La prueba es el compromiso del director financiero de Google durante el último balance de cancelar proyectos en los que no están logrando el impacto deseado.

En El Blog Salmón | Amazon y Alibaba muestran músculo de ventas pero con resultados dispares, Google y el peso de su propio crecimiento
Imagen | photosteve101

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio