Analizamos los programas económicos de los partidos en la Comunidad de Madrid y los clasificamos como Socialismo o Libertad

Analizamos los programas económicos de los partidos en la Comunidad de Madrid y los clasificamos como Socialismo o Libertad
37 comentarios

El lema de la campaña para las elecciones de la Comunidad de Madrid que ha trascendido y que ha impregnado al resto de fuerzas políticas has sido el elaborado por el Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso: Socialismo o Libertad.

Dada la imposibilidad de implantar el socialismo en la Comunidad de Madrid, se trata de un reduccionismo que puede ser eficaz como eslogan, pero tiene una mirada más profunda para identificar qué modelos se confrontan para proteger o no el derecho de los madrileños a poder desarrollar sus planes de vida sin verse interferido por terceros.

Al final se pretende vincular aquellas posiciones que amplían ese los derechos individuales de los ciudadanos junto al lema "Libertad" frente a aquellas que los reducen bajo el lema "Socialismo". Siguiendo con esta definición, veamos cuáles son las posiciones de los programas económicos de las fuerzas con posibilidades de sacar resultados en la Asamblea de Madrid: Partido Popular, PSOE, Más Madrid, Ciudadanos, Vox y Unidas Podemos.

Libertad o Socialismo en impuestos

La Comunidad de Madrid establece un gasto público del 9% sobre su PIB, mientras que la media nacional se encuentra en el 17,5%. Madrid puede presumir de un modelo de amplia libertad económica, con una baja influencia de la administración intermedia en la presión fiscal.

Fijémonos por ejemplo en el IRPF. Para salarios brutos de 20.000 euros se pagaría por IRPF 2.269,46 euros, para los que alcanzaran 70.000 euros se elevaría hasta los 18.835,18 euros, ambos casos el segundo pago más bajo por detrás del País Vasco. Los salarios brutos de 160.000 euros alcanzan un pago de IRPF de 59.669,16 euros, el pago más bajo en España.

Las propuestas que se enmarcan bajo el paraguas de la libertad, en este caso libertad fiscal, las proponen Partido Popular y Vox. Ambos están de acuerdo en que hay que bajar impuestos, lo que podría suponer una rebaja recaudatoria que, en un marcó de estabilidad fiscal, debe ser compensada por la disminución del gasto público.

En este caso, en ese eje de "Libertad", el Partido Popular y Vox que pretenden, ambos, bajar medio punto del IRPF en todos los tramos y los populares proponen ampliar la bonificación del impuesto de Donaciones y Sucesiones entre tíos y sobrinos (del 10% al 20%) y entre hermanos (del actual 15% al 25%).

PSOE y Ciudadanos podrían entrar en ese esquema de "Libertad" pero con matices, ya que ambas formaciones coinciden en no subir impuestos en la Comunidad de Madrid. Pero, en el caso del PSOE, hay que decir que desde Moncloa presionan para armonizar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que, en la práctica, supondría una subida para los madrileños. Por su parte, la formación naranja propone el fin de ese impuesto que ya está ampliamente bonificado en la autonomía.

Alejándose de la libertad, y acercándose al "Socialismo" veríamos a Más Madrid y Unidas Podemos. Se pretende dejar de bonificar el Impuesto sobre el Patrimonio para quienes disfruten de un patrimonio de más de un millón de euros, dejar de bonificar el impuesto Sucesiones y Donaciones, crear impuesto a las viviendas vacías y subir el IRPF hasta el 27% a las bases liquidables superiores a 150.000 euros. Todo no es socialismo en materia de impuestos, algo de libertad podemos encontrar, coinciden con Partido Popular y Vox en bajar medio punto a las rentas bajas, en este pasar el tipo medio autonómico del 9% al 8,5% en el primer tramo (hasta 12.450 euros).

Vivienda y el socialismo de planificar la oferta

La vivienda es uno de los problemas de la Comunidad de Madrid. Según los datos aportados por el portal idealista, en el cuarto trimestre del 2020, el precio del metro cuadrado de la oferta residencial es de 2852 euros, máximos en los últimos doce años.

Las formaciones políticas suelen tener un sesgo planificador por parte del mercado de la vivienda, asumiendo que hay que dirigir el mercado de la vivienda, la libertad tiende a brillar por su ausencia. Incluso Vox, que propone liberalizar todo el suelo que no esté especialmente protegido, añade seguidamente: Construcción de viviendas sociales para garantizar que los jóvenes y familias puedan tener un hogar.

Descarga

Nadie está dispuesto a deshacerse liberalizar plenamente el suelo en la Comunidad de Madrid y neutralizar la oferta de vivienda pública en favor del sector privado. El Partido Popular apuesta por el Plan “VIVE MADRID”, promoviendo la construcción de hasta 25.000 viviendas en suelo público. Desde Ciudadanos, se dice que entre las nuevas promociones, nos aseguraremos de destinar un número suficiente a la vivienda pública en alquiler.

El PSOE propone 15.000 nuevas viviendas públicas para el alquiler social o asequible y garantizará por Ley que ningún ayuntamiento de la Comunidad de Madrid podrá vender viviendas públicas a fondos de inversión. La izquierda se suma al carro de la planificación más allá de la oferta pública de viviendas como Más Madrid que propone las promociones de nueva vivienda tendrán que destinar el 30% de los pisos construidos en zonas urbanas a vivienda en alquiler social y asequible. Una medida que supone rebajar la rentabilidad de construir viviendas y por lo tanto, supone todo lo contrario a cultivar la oferta.

Por parte, desde Unidas Podemos apuesta el control de los precios. Específicamente, los precios de los alquileres para que la renta mensual no supere el 30% de los ingresos medios de los hogares de la zona donde se ubique el inmueble. Elaborar un índice público de precios de referencia para el alquiler.

El modelo de libertades ante la gestión del covid

Dentro del ámbito español, los últimos datos de la Comunidad de Madrid reflejan que no ha sido la peor comunidad autónoma en materia de la gestión del covid, a pesar de un nivel de restricciones notablemente menor. Para ello utilizaremos la tasa de mortalidad por 100.000 habitantes. La Comunidad de Madrid ha sumado hasta la fecha 249 muertes por 100.000 habitantes, una relación que queda por debajo de: Castilla y León (449 muertes), Cataluña (286 muertes) y Aragón 257 (muertes).

Estos datos requieren una matización previa y es que 130 muertes por 100.000 habitantes se produjeron en la primera ola, en el momento que las competencias estaban en el Gobierno de Sánchez. De hecho, en la segunda y tercera oleada las cifras quedaron alrededor de 40 muertos, en ambos casos por debajo de la media nacional.

Numero De Fallecidos Por 100 000 Habitantes Por Ccaa En Cada Ola De La Covid 19 Y Datos Sin Contar La Primera Ola Vf

El Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos se ha caracterizado por un nivel de restricciones mucho más laxas a pesar de que la incidencia acumulada de la región estuviera mucho más alta que en otras partes de España. Otros grandes núcleos poblacionales de Europa como Londres, con uno de los confinamientos más estrictos, lo mantuvo todo cerrado, al igual que París, Berlín y Atenas.

Aunque tanto los grandes almacenes como las pequeñas tiendas han tenido restricciones de capacidad, las tiendas están abiertas hasta las 9:00 pm. Por otro lado, en lugares con confinamiento más estricto, como Londres, Berlín, Lisboa o Atenas, solo abrieron tiendas para productos básicos, como supermercados. En Bruselas, las tiendas están abiertas hasta las 8:00 pm. En París y Roma, los centros comerciales han sufrido las restricciones.

Sin embargo, si compramos la Comunidad de Madrid con las grandes regiones europeas, no se sitúa en una posición cómoda. Con la región de Lacio, capital Roma, va muy por delante, ya que suman 128 muertes por 100.000 habitantes. Lo mismo sucede con la Isla de Francia, capital París, con 151 muertos y alejada de Berlín con 87 muertes por 100.000 habitantes.

Temas
Inicio