Compartir
Publicidad

Balanzas fiscales: el problema es el gasto por habitante

Balanzas fiscales: el problema es el gasto por habitante
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días el Ministerio de Hacienda publicó las balanzas fiscales entre Comunidades Autónomas en España. En realidad no lo han llamado balanzas fiscales sino Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas, pero básicamente es la diferencia entre lo que se recauda en una región y el total del gasto público allí.

Las Comunidades más perjudicadas son Madrid, Cataluña, Valencia y Baleares, y por supuesto las críticas no se han hecho esperar, tanto por las que se consideran perjudicadas como por el método de cálculo empleado. De hecho sorprende a la Comunidad Autónoma de Madrid, supuestamente el máximo exponente del centralismo, comprar los argumentos de "nos están robando" de Comunidades con un objetivo independentista como Cataluña.

El problema de todo esto, creo yo, no es que haya transferencias importantes de una Comunidad a otra. Esto es normal. Por ejemplo, las Comunidades con mejores tasas de paro tienen más trabajadores que pagan impuestos y es normal que exista cierta transferencia a las que están peor. También es normal que haya más empresas pagando impuestos con sede fiscal en ciudades como Madrid y Barcelona a pesar de que tengan actividad económica en el territorio en general.

Balanzas fiscales 2014

Creo que no es tan importante las balanzas fiscales como el gasto por habitante. Y aquí es donde hay sorpresas. Las dos Comunidades Autónomas con sus sistema fiscal foral, País Vasco y Navarra, reciben mucho más dinero por habitante que el resto, a pesar de ser bastante ricas. Esto es bastante injusto. De hecho para mi un buen principio para repartir el dinero es igualar el gasto medio pero mateniendo el principio de ordinalidad, es decir, que las que más contribuyen nunca reciban menos dinero por habitante que las que menos contribuyen.

De todas formas el cálculo del gasto ha incluido muchos conceptos, desde inversión pública y gasto en Educación y Sanidad hasta los gastos de la Seguridad Social. No veo que este último gasto tenga sentido, pues la caja es única y si una Comunidad tiene gente más mayor es normal que reciba más dinero y esto no debería contar en el principio de ordinalidad.

Es un tema complejo pero lo que está claro es que el sistema de financiación autonómico no tiene mucho sentido en estos momentos. Primero, la capacidad recaudatoria de las Comunidades es nula, solo gastan, con lo que los incentivos a gastar más y echar la culpa al que paga poco son inmensos. Segundo, las transferencias se liquidan dos años después de lo recaudado, con lo que no hay forma de planificar unos presupuestos de forma decente. De hecho eso ha originado problemas. Y tercero, es muy complicado y poco transparente (estas balanzas fiscales se han publicadoahora, pero las anteriores datan de 2008; ¿por qué no todos los años?).

En El Blog Salmón | ¿Cómo funciona el sistema de financiación autonómica?, ¿Bajar impuestos y pedir más dinero? Madrid es así

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio