Compartir
Publicidad
Publicidad

Banco Mundial estima caída de 4% para Japón por terremoto y tsunami

Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Banco Mundial, citando estimaciones privadas, señaló que el costo del terremoto y tsunami que asoló a Japón el viernes 11 de marzo podría llegar hasta 235 mil millones de dólares, o 4 puntos porcentuales del producto interno bruto nipón. El diario estadounidense The Wall Street Journal fue aún más lejos y dijo que los daños podrían alcanzar la suma de 300.000 millones de dólares. A su vez, Citigroup ha estimado los daños a edificios e infraestructura en 91 mil millones de dólares, mientras que Barclays Capital estima las pérdidas económicas en 130 mil millones de dólares. Por lo que vemos, existe un gran consenso en que la catástrofe nipona que puede superar las 15 mil víctimas humanas, es una de las mayores en varias décadas.

La industria nipona se encuentra seriamente afectada por la catástrofe que destruyó gran parte de la infraestructura del noreste del país como puertos, carreteras, y las plantas nucleares de Fukushima. Esto ha obligado al racionamiento eléctrico y al cierre temporal de numerosas industrias. La empresa Sony ha señalado que la escasez de piezas y materiales podrían obligarle a reducir o suspender la producción en cinco plantas ubicadas principalmente en el centro y el sur de Japón: La fabricación de todo tipo de productos, desde cámaras de TV y cámaras digitales y micrófonos, será suspendida hasta el 31 de marzo. Una sexta planta en Chiba, al norte de Tokio, no ha podido reanudar la producción debido a cortes de energía.

Las seis plantas de Sony que operan en el norte de Japón dejaron de producir el mismo 11 de marzo dada la caída en la cadena de suministro. El gigante de la electrónica inspecciona y repara sus plantas con el fin de reanudar la producción en estos sitios, pero si la escasez de piezas y materiales continúa, Sony no descarta instalarse temporalmente en países vecionos. Gran parte de las empresas niponas como Toyota, Canon y Nikon se encuentran paralizadas por el shock en la cadena de suministro.

Toyota anunció que mantendrá sus plantas cerradas hasta el 26 de marzo. Sus plantas de ensamblaje cayeron a un punto muerto desde el terremoto y tsunami. Honda extendió el cierre de su planta hasta el 27 de marzo debido a las dificultades para garantizar la entrega de componentes de automoción de algunos proveedores. Toyota dijo que el cierre de sus fábricas tendrá como resultado una disminución en la producción de unas 140.000 unidades. La mayor automotriz del mundo señaló que no sabe aún si podrá reanudar la producción después del 26 de marzo.

El colapso de la industria nipona también se ha traslado a otros países. En Estados Unidos, una linea de producción se detuvo en la planta de General Motors, dado que los motores que produce requieren partes y piezas que se fabrican en Japón. General Motors debió suspender su producción en la planta de Shreveport, Louisiana, debido a la escasez de repuestos. Y en Europa, dos plantas debieron también interrumpir su producción como es el caso de una planta en Zaragoza en España y otra de Eisenach, Alemania. En casos como éstos vemos la importancia de la cadena de suministro, dado que todo tiene que ver con todo.

En El Blog Salmón | ¿Qué es la Cadena de suministro?, Pérdidas por terremoto y tsunami en Japón pueden llegar a 100.000 millones de dólares Más información | World Bank

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos