Compartir
Publicidad

Ciudades para empresas fuera de la ley

Ciudades para empresas fuera de la ley
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Unos distritos en los que se aplica una regulación específica para las empresas afincadas en los mismos es un tema recurrente en la ciencia ficción. En la novela Snow Crash de Neal Stephenson se habla de burclaves (suburbio+enclave), lugares donde se aplica una legislación específica y que tienen una entidad casi nacional, casi extraterritorial para el país que los contiene.

Las Zonas Económicas Especiales no son nada nuevo en el mundo. En la edad media había puertos libres en Venecia o Hamburgo y se fueron estableciendo también por las potencias coloniales. Pero en las recientes, empecemos por ShenZhen, una ciudad en el sur de China que en 1997 tenía alrededor de 300.000 habitantes. Hoy en día supera los diez millones de habitantes y se muestra con una metrópolis moderna capaz de competir con los otros grandes centros del país (Pekín, Shanghai o Hong Kong). De hecho aloja exitosas empresas como BYD, Huawei o ZTE.

Shenzhen resultó ser una de las zonas económicas especiales abiertas por el règimen de Deng Xiaoping, con el objetivo de “construir un socialismo con características chinas”. Fue este dirigente chino el que bajo la premisa de que "no importa que el gato sea blanco o negro, sino que cace ratones”, puso las bases del cambio para que China se convirtiera en lo que es hoy.

Shenzhen es posible que haya sido la Zona Económica Especial con más éxito de China y que a su vez China haya sido el país con más éxito con las zonas económicas especiales. Para Shenzhen fueron determinantes su cercanía a Hong Kong y a Cantón, mientras que para China su vasta población, estabilidad y determinación en crecer a cualquier precio.

¿Qué es una zona económica especial?

Una Zona Económica Especial es un espacio de un país en el que se aplica una legislación diferente, normalmente a favor de los negocios. El objetivo de una ZEE o SEZ por sus siglas en inglés es atraer la Inversión Extranjera Directa (IED FDI en inglés) para promover el desarrollo económico. A cambio de invertir en la ZEE, las empresas obtienen mejores condiciones. Normalmente impuestos más bajos o la exención del pago de aranceles.

Las condiciones de cada ZEE varían por país o incluso por cada una de ellas. Puede que se exija una inversión mínima o una creación mínima de puestos de trabajo. O puede que lo que se exija sea el establecimiento de un tipo de industria concreto. También que las mercancías manufacturadas se destinen exclusivamente a la exportación. Una forma de usar los bajos costes laborales del país.

El objetivo de establecer una ZEE puede ser variado. En China se hizo para hacer crecer el país, pero por ejemplo puede hacerse para fomentar la actividad económica en una zona concreta, por ejemplo Rusia después de anexionarse la península de Crimea, ha optado por establecer una ZEE en la misma para que se convierta en un lugar atractivo para vivir.

Recientemente se ha publicado un libro extrastatecraft de Keller Easterling sobre coomo estas ciudades y su infraestructura, incluida la fibra óptica están ampliando la capacidad de dichas ciudades de influir en su entorno, y en el mundo.

Zonas Económicas Especiales por el mundo

Con éxito demostrado en China, buena parte de los países del mundo han optado por establecer sus propias ZEE dentro de sus fronteras, con más o menos éxito. En algunos casos, incluso ciudades o regiones es como Dubai o se han convertido en una ZEE.

Actualmente existen ZEE en más de cien países y en todas las grandes regiones. No todos los países tienen una ZEE, pero si es muy probable que tengan una cerca, Por ejemplo Estados Unidos no tiene, pero sí hay en naciones caribeñas.. Incluso Corea del Norte tiene una especial en el sur con el objetivo de combinar empresas surcoreanas de alta tecnología y mano de obra barata norcoreana.

Más cerca, en Europa, aparte de la mencionada Crimea, existe una a las afueras de Minsk, Bielorrusia. Polonia abrió su primera ZEE en Mielec (al sur) en 1995. Desde entonces ha abierto varias ZEE más. Existe una propuesta de una ZEE en Almere, Holanda.

En España, lo más parecido que tenemos a las ZEE son las zonas Francas que están repartidas por varios puertos, por ejemplo la de Cádiz. Pero puede que en el futuro veamos alguna más cerca. En cierto modo, el fallido proyecto de Eurovegas hubiera sido una ZEE, creada a la medida de una empresa.

No obstante, recientemente se lanzó un proyecto por parte del Ayuntamiento de Madrid mediante el cual se declaraba el centro de la ciudad como Zona Franca para nuevas empresas, con el objetivo de declararlas exentas de ciertos impuestos municipales. Es posible, que la intención polític de establecer ZEE en España no esté tan lejos de lo que nos podría parecer a primera vista.

En El Blog Salmón | Hablemos de la City of London y sus secretos y El Global Power City Index 2014 destaca las ciudades más atractivas

Vía | io9

Más información | Princeton.edu, Indian Business Times

Imagen | Yann Le Berre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio