Publicidad

¿El acuerdo de la Troika y Grecia es una humillación?
Entorno

¿El acuerdo de la Troika y Grecia es una humillación?

Publicidad

Publicidad

Tras dos semanas muy tensas por fin hay acuerdo entre la troika y Grecia. Muchos medios han publicado que dicho acuerdo es una humillación para Grecia (de hecho nuestro compañero Marco Antonio así lo ha hecho hace un rato).

¿Es así? Y si lo es, ¿por qué lo ha aceptado Tsipras? ¿Se ha pasado de frenada Alemania a la hora de exigir condiciones a Grecia para un nuevo rescate o no había otra forma de hacerlo?

No todo es tan sencillo como parece

Sinceramente, la situación es muy compleja. Estoy plenamente de acuerdo con que las condiciones pueden parecer humillantes para el pueblo griego. Por poner un ejemplo de esta humillación Grecia no podrá aprobar leyes sin que la Troika les dé el visto bueno antes. Una locura, una pérdida total de soberanía, ¿no?

Sí y no. Por un lado las condiciones me parecen muy duras. Creo que después del referéndum muchos países, los que más peso tienen en el PIB de la Zona Euro, querían a Grecia fuera y la única forma de convencerlas de lo contrario era una situación como esta: reformas rápidas, duras, pérdida de soberanía y entonces y sólo entonces, dinero.

Pero por otro lado no hay nada que impida a Grecia hacer lo que quiera. Son un Estado soberano, nadie les ha invadido. Son soberanos de decir no. Pero no lo hacen porque necesitan el dinero. Ahí está la clave.

Todos los países de Europa son soberanos. Y sus pueblos no quieren seguir prestando dinero a Grecia si no hay garantías de recuperar el dinero. La senda de Grecia y últimamente del Gobierno griego iba por la vía de no recuperarlo nunca. De hecho los préstamos de los programas de rescate anteriores eran con décadas de carencia y seguramente nunca llegaran a pagarlos, era una forma de decir a su población "no perdemos dinero, es un préstamo" pero mintiendo.

Lucha de soberanías

En este gráfico (cortesía de Ricardo Galli) se puede ver que el 40% de la población de la zona Euro (que representa más del 50% del PIB) vive en Estados que han tenido una posición muy dura, que querían la salida de Grecia del Euro, el Grexit. Otro 40% de población en países que querían agresivamente un tercer rescate (representando sólo un 18% del PIB). Y el resto en una posición más intermedia (en ese grupo está España).

Cjv7qpquaaanhtp

Hemos vivido una lucha de soberanías. Los griegos querían hacer una cosa, pero con el dinero de otros que no lo tenían tan claro. ¿Deben mandar las poblaciones, el PIB, mayorías mixtas, absolutas, unánimes? La formación de mayorías legítimas es muy compleja, por eso los sistemas electorales lo son tanto. Y una cosa estaba clara: ningún país, excepto Grecia quizá aunque no lo hayan exigido, quería dar más dinero a cambio de nada y con una quita.

El pueblo Griego puede sentirse humillado, a mi el acuerdo desde luego me lo parece. Europa ha sufrido una falta de visión a largo plazo, la solución a todo esto era una cesión global de soberanía, no sólo griega, a instituciones Europeas elegidas democráticamente, con presupuesto. Cosas como un sistema bancario único europeo, sistema de pensiones y desempleo europeo y un largo etcétera. Pero han aceptado porque soberanamente prefieren esto a salirse del euro y recibir ayuda humanitaria, que era la alternativa que ofreció el grupo que lideraba Alemania.

Imagen | Alex Guibord

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir