Compartir
Publicidad
Publicidad

El BCE estaría planeando bajar su plan de compras hasta los 30.000 millones

El BCE estaría planeando bajar su plan de compras hasta los 30.000 millones
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según una filtración para Bloomberg, el BCE estaría planteando reducir su programa de compras (QE por sus siglas en inglés) de los 60.000 millones de euros actuales hasta los 30.000 millones y esta decisión se anunciaría en la próxima reunión, el 26 de octubre y se iniciaría a partir de enero de 2018 hasta septiembre.

Esta política monetaria no convencional se está implementando desde hace dos años y medio con el objetivo de alcanzar el objetivo inflación cercano al 2% que se establece el mandato del BCE pero también, colateralmente facilitar la refinanciación de los vencimientos de deuda pública para los estados.

Esta decisión se produciría en un momento en el que la economía de la Eurozona se encuentra fuerte, creciendo a un ritmo del 2,3% (una evolución no vista desde el año 2011) y unos niveles de inflación al consumidor que se encuentran en el 1,5%.

Desde mediados de 2013, se han creado casi siete millones de puestos de trabajo, lo que ha compensado las pérdidas durante el pico de la crisis y el desempleo se encuentra en su nivel más bajo desde 2008, aunque sigue siendo bastante alto. La confianza empresarial es la más alta en una década, lo que sugiere que podemos esperar una recuperación continua y resistente en los próximos trimestres.

¿De qué dependerá la evolución del tapering?

La implementación del tapering -recorte del QE- estará estrechamente vinculada a la evolución de las condiciones ecónomicas y financieras que se produzcan en los siguientes meses. Si sigue la misma conducta que siguió en su momento la Reserva Federal, con pequeños recortes mensuales, se podría dilatar el proceso entre seis y doce meses.

Aquí entra en juego varios factores interesantes para analizar. El primero de todos es el objetivo inflación que establece la autoridad monetaria cercano al 2%. Si en los próximos meses viéramos un descenso en el dato interanual del IPC, probablemente el BCE extendería los plazos para llevar a cabo la reducción de compras. De lo contrario, una fortaleza en los datos de inflación implicaría un menor tiempo para reducir las compras mensuales.

C48505b7 2ee0 44c7 96c9 5e73c7aa8ecb

Otro de los problemas recae en la deuda elegible, especialmente los títulos de deuda pública alemana que reciben la mayor parte del importe del programa de compras. Una mayor escasez, implicaría la necesidad del BCE de precipitar la reducción de una manera más precipitada.

En último lugar, toda esta acción se ejecutará en un momento en el que la Unión Europea y el Reino Unido se encuentra en pleno debate para conseguir un acuerdo entre las partes para proceder a la materialización de Brexit. Si finalmente no alcanzaron un acuerdo, y se incrementan las tensiones financieras, el BCE estaría condicionado para mantener una actitud más laxa.

¿Hasta qué nivel podría llegar el balance del BCE?

Las compras netas mensuales de valores del sector público y privado ascienden a una media de 60.000 millones de euros. Desde abril de 2016 hasta marzo de 2017, el ritmo medio mensual fue de 80.000 millones de euros, mientras que desde marzo de 2015 hasta marzo de 2016, el ritmo medio mensual fue de 60.000 millones de euros.

Debido a esta actuación, actualmente el programa de compras ha sumado 2,12 billones de euros de los cuales 1,75 millones de euros están vinculados a los títulos de deuda pública.

App

Por su parte, el balance del BCE suma un total de activos por valor de 4,32 billones de euros, siendo la cifra más alta en su historia. Cabe recordar que hace tres años el balance de la autoridad monetaria ascendía a 1,95 billones de euros.

Si partimos de la premisa de que en los próximos tres meses se mantendrán los 60.000 millones de compras y a partir de 2018 el programa de compra se reduciría hasta los 30.000 millones en los próximos nueve meses, el balance de la autoridad monetaria podría llegar a una cifra de 4,77 millones de euros al finalizar el programa.

Be09b7a3 D3b0 4049 B202 3f312f6df3b9

¿Consecuencias de la retirada del QE?

Si nos remontamos a los últimos meses, observamos que el mercado de bonos poco a poco ha ido descontando el inicio del final de la política monetaria no convencional que ha practicado el BCE en los últimos años, con un incremento en las rentabilidades de los bonos.

En octubre del año pasado en bono español a diez años cotizaba con una rentabilidad del 1% y el bono alemán en el 0%, sin embargo en la actualidad las rentabilidades se han incrementado hasta el 1,63% y 0,40% respectivamente.

Bono

Cuando el BCE ha sugerido una reducción de sus compras, el mercado ha experimentado un fuerte repunte del euro y una caída de los bonos europeos, con subida de rentabilidades. Aunque las acciones del BCE sólo equivaldrían a un recorte de su QE, y no a un endurecimiento absoluto, el impacto en los mercados financieros sería similar.

Por otra parte, la curva de Phillips muestra la relación entre inflación y desempleo. Teóricamente, la inflación debe aumentar cuando el desempleo cae. Sin embargo, nos encontramos con una paradoja que desconcierta a los bancos centrales de Europa y Estados Unidos, ya que la inflación se está manteniendo moderada, en un contexto de caída del desempleo y recuperación del crudo.

Inkeddesempleo Li
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos