Compartir
Publicidad

El cambio climático y el "palo de hockey"

El cambio climático y el "palo de hockey"
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El gráfico del palo de hockey ha sido un objetivo central en el debate sobre el cambio climático y es el eje de toda una controversia. Tanto de quienes buscan advertir sobre la gravedad de este fenómeno como de quienes lo niegan. Algunos, como Tim Lambert, lo consideran una farsa. Sin embargo, un artículo publicado esta semana en Scientific American, logra despejar algunas de las dudas que envuelven esta controversia; un debate que ha estado presente también en estas páginas a raíz del artículo Una acción por el cambio climático.

Los estudios de numerosos investigadores demuestran que la temperatura estuvo más o menos estable desde el año 1000 hasta principios del siglo XX, cuando comenzó a elevarse abruptamente, como la hoja de un palo de hockey (ver gráfica, de ahí su nombre). Los escépticos del calentamiento global han criticado sistemáticamente estas investigaciones al cuestionar los métodos para inferir las temperaturas. Pero una nueva reconstrucción de los últimos 600 años, utilizando un método diferente, encuentra resultados muy similares a los obtenidos en 1998 por Michael Mann, Raymond Bradley y Malcolm Hughes, cuyo aporte se conoce con las letras MBH98.

La reconstrucción de las temperaturas es una tarea compleja, pero posible. Se debe combinar la informaciòn de los anillos de los árboles, los núcleos de hielo o las perforaciones en los corales, entre otros, buscando los empalmes en el momento preciso. El método MBH98 utiliza la superposición de datos indirectos aplicando extrapolación matemática. El nuevo método, de los investigadores Martin Tingley y Peter Huybers, también de alta complejidad matemática y álgebra matricial (datos en 1.296 columnas y 1.296 registros) ha sido contrastados con períodos de altas lluvias y sequías para comprobar su fiabilidad, lo que le da un manejo mucho más sencillo y que minimiza errores.

Centrándose en los últimos 600 años, Tingley y Huybers detectan que la década de 1990 marcó el decenio más cálido y que 1995 fue el año más caluroso. Y pese a que el fenómeno de El Niño de 1998 marcó el momento de mayor temperatura para América del Norte y Groenlandia, no fue asì para el norte de Europa y Asia. En todo caso, esta nueva investigación confirma que el siglo XX tuvo la mayor tasa de calentamiento desde el año 1.000.

Aunque los resultados de Tingley y Huybers presentan una variabilidad para los primeros 500 años de su investigación que no se obtiene con el modelo MBH98, sus resultados son plenamente coincidentes con el aumento de la temperatura experimentado en el siglo XX del cual da cuenta MBH, y que da la forma al palo de hockey. Por lo visto, las leyes de la termodinámica han jugado un rol central en este proceso: el cambio climático en el siglo XX es el resultado del creciente consumo de petróleo. Lástima que la economía convencional no lo tome en cuenta.

Más información | Scientific American En El Blog Salmón | ¿Cumple la economía con las leyes de la termodinámica?, Evolución, equilibrio y realismo económico Imagen | TCS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos