Compartir
Publicidad

Una acción por el cambio climático: las 350 ppm

Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Más de 170 países participan hoy en la manifestación programada contra el cambio climático que busca alertar a los líderes mundiales para que en la cumbre que se celebrará en diciembre, en Copenhague, se sellen acuerdos definitivos. Hay 300 manifestaciones declaradas en China; 1.500 en Estados Unidos; 500 en América Latina y otras tantas en Europa. Todas para hoy, 24 de octubre. De acuerdo a lo previsto, las acciones comenzarán en Australia, donde se esperan centenares de miles de asistentes a los 230 eventos que se realizarán en el país.

El objetivo de estas manifestaciones es acordar un serio recorte a las emisiones de dióxido de carbono, el elemento que está transformando la vida en nuestro planeta, y que amenaza con hacerla desaparecer. Parte del conflicto se debe a que las negociaciones se hallan en punto muerto, con los países desarrollados y las naciones en vías de desarrollo sin lograr acuerdos sobre cómo financiar tecnologías más limpias para reducir las emisiones.


Quizá, a la larga, terminaremos por dar gracias a la actual crisis global que nos ha demostrado la existencia de ciertos límites, así como las propias falencias humanas, y su necesaria toma de conciencia, antes que la debacle se haga irreversible. Al menos la crisis ha permitido plantear temas que involucran a toda la humanidad. Y las discusiones en Internet le han abierto un espacio a estos problemas globales que hasta hace un par de años eran inexistentes. Más aún cuando las diferencias entre el primer y el tercer mundo son bastante ambiguas: hay primer mundo en el tercer mundo, y también tercer mundo en el primer mundo. Por tanto resulta más sano, y también conveniente, mirar al planeta como un todo.

De ahí la relevancia que tiene el número 350, que a partir de hoy tendrá un significado distinto para todos. Este número indica la cantidad máxima de dióxido de carbono (en ppm) que, según los estudios científicos, el planeta puede resistir antes de alcanzar un nivel irreversible.

Durante miles de años la humanidad se mantuvo bastante por debajo de esa cifra. Consta que por millones de años el planeta tuvo niveles de dióxido de carbono por debajo de las 100 partes por millón. Fue con la revolución industrial hace poco más de dos siglos, cuando comenzó el bombeo de emisiones a la atmósfera. Hasta esa época, los niveles de dióxido de carbono se mantuvieron estables y con un máximo de 200 partes por millón. A partir de la explosión tecnológica comenzaron a incrementarse gradualmente, hasta mediados del siglo pasado, cuando se dispararon. Hoy, el nivel es de 387 ppm, acercándose aceleradamente a las 450 ppm, una cifra que marcaría el punto de no retorno a la sustentabilidad del planeta.

De ahí que el número 350 marque un límite sostenible, pues cruzar el umbral de 450 o, como se teme, de 550, de acuerdo a la velocidad de propagación, desencadenaría un cambio climático irreversible y una abrupta pérdida de capas de hielo, elevación del nivel del mar, y cambios masivos en los bosques y la agricultura. Si se logra el acuerdo de mantener el nivel de 350 ppm, aumenta la posibilidad de bienestar a las próximas generaciones.

Es triste decirlo, pero la humanidad ha salido de la zona segura y está pisando la zona roja, algo equivalente a esa advertencia que le da el médico cuando le indica que tiene el colesterol por las nubes y que debe bajarlo si quiere seguir viviendo. Es lo mismo que le ocurre al planeta, solo que aquí, hay que involucrar a todos los habitantes para encarar el problema. Usted, ¿está dispuesto? Siga este enlace

En El Blog Salmón | El cambio climático el "palo de hockey", ¿Cumple la economía con las leyes de la termodinámica?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos