Compartir
Publicidad
Publicidad

El PSC plantea un crédito-salario para los 'NINIS'

El PSC plantea un crédito-salario para los 'NINIS'
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

No cabe duda de que el porcentaje de jóvenes que ni estudia ni trabaja (NINIS) es cada vez mayor, y que suponen un problema generacional para el desarrollo futuro de la economía española. Por ello, el presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla, ofrecerá a este colectivo un crédito-salario, de cuantía igual al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), durante un período de nueve meses y prorrogable otros tres más. Con el objetivo de impedir que estas personas se encuentren en esta situación durante ‘demasiado tiempo’.

Además de lo anterior, para aquéllos jóvenes con menor nivel formativo otorgará becas, y para los que quieran ampliar su formación, ha diseñado créditos de hasta 11.399 euros para sufragar su formación, y que deberán reintegrar cuando encuentren empleo sin intereses.

Con un poco de sentido común, nos damos cuenta de que esta medida no va a conseguir sus objetivos, porque lo que se busca es ‘enmascarar’ cual es la realidad del problema. Y busca solamente, captar a ese colectivo, que no olvidemos que también vota, y cada vez es más decisivo en unas elecciones.

La educación en nuestro país es un derecho constitucional y además es gratuita (formación universitaria, ciclos formativos, cursos para desempleados, etcétera). Tal vez para encontrar las soluciones, tendríamos que analizar porqué el desempleo juvenil en nuestro país es mayor que en los países de nuestro entorno, y mejorar las instituciones educativas y las políticas de empleo para cubrir esas diferencias. 

Si pensamos en el coste presupuestario que se presume que tiene esta medida, está en torno a los 1.365 millones de euros, una ‘losa’ un tanto grande para una de las comunidades autónomas más endeudadas del panorama nacional.

Sin entrar en el debate político, porque cada partido sabe argumentar cuáles son los problemas, pero sin ofrecer ninguno de ellos soluciones concretas ni un programa coherente y real para posibilitar una salida de la crisis. Analizando esta medida, percibo que lo que se pretende en el fondo es mantener en el tiempo a este coletivo de la población joven de nuestro país, sin solucionar su situación, y situándolos aún más cerca de convertirse en una generación perdida. Una generación sin motivación, sin inquietudes, y sin capacidad de respuesta ante un escenario cambiante al que por suerte o por desgracia nos ha obligado la economía mundial. 

No obstante, es importante matizar que hay también jóvenes muy preparados con un elevado grado de responsabilidad, con muchas inquietudes y con muchas ganas de trabajar, pero han tenido la fatalidad de que al término de su etapa educativa se han tenido que enfrenter con el posiblemente escenario laboral más duro en mucho tiempo, y que por las circunstancias de la coyuntura económica están encontrado muchas dificultades de acceder al mercado de trabajo. Es muy importante dejar esta cuestión clara, para no obtener conclusiones incorrectas.

Honestamente, creo que la solución a este problema hay que buscarla en las mismas causas que lo originan, que son la dejadez, la irresponsabilidad, el desánimo y la falta de expectativas de desarrollo profesional, y no en una falta de medios, porque a dia de hoy, por suerte esto no supone ningún obstáculo para alcanzar un cierto nivel formativo.

Vía | El Economista
En El Blog Salmón | Jóvenes NINI, ni estudiar ni trabajar
Imagen | mediaflema

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos