Publicidad

Emigración en España, ¿positiva o negativa?

Emigración en España, ¿positiva o negativa?
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unas semanas vimos que los datos del padrón en España en 2012 arrojaban una pérdida de población nunca vista, 205.788 personas. De momento esta disminución de población viene por un descenso de extranjeros (216.125), pero el pequeño incremento de población española (10.337) cuando más o menos tenemos una diferencia entre natalidad y mortalidad de 90.000 personas (datos de 2011) indica que los españoles están emigrando masivamente.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la emigración? ¿Es bueno que España se convierta en un país de emigrantes? ¿Tendremos un efecto positivo en la economía como en los años 60 o en cambio será perjudicial? Me voy a centrar en las consecuencias económicas evitando entrar a comentar el drama social que es para un país que sus jóvenes se vean forzados a emigrar por la situación económica actual.

Inconvenientes de la emigración

El principal problema de la emigración es que los que tienen que sostener el Estado del Bienestar se van, dejando de pagar impuestos y cotizar en España. Esto nos podría llevar a una grave crisis en España.

No hay más que mirar un poco las cifras de edad de la población. La última estadística del INE indica que en 2052 el 37% de la población tendrá más de 64 años. Y lo que es más grave, en 2022 (no tan lejos y por tanto más factible que la predicción sea acertada) habrá una tasa de dependencia del 58%. Es decir, por cada 10 personas en edad de trabajar habrá 6 que no lo estarán (menores de 16 o mayores de 64).

Si la emigración se acelera por encima de lo que predice el INE estamos ante un problema muy importante. ¿Cómo vamos a pagar las pensiones? ¿Y la sanidad? Y la solución es muy complicada, no estamos hablando de racionalizar el gasto, estamos hablando de que a día de hoy nos gastamos 100.000 millones de euros al año en pensiones y ese gasto no para de crecer. Si nuestra recaudación hoy en día no da para tanto, ¿cómo lo hará en el futuro cuando el gasto sea mayor y no haya suficientes cotizantes potenciales para cubrirlo?

Otro problema asociado a la emigración de gente joven es que son precisamente estos los que más consumen. Y ya no me fijo sólo en la recaudación de impuestos, sino en el decremento de la actividad comercial general como consecuencia de la emigración. Desde luego es un problema para los que se queden en España.

Ventajas de la emigración

Pero la emigración también trae ventajas. La primera es que el paro no aumenta tanto, ya que muchos abandonan el país buscando un mejor futuro. Esto reduce los gastos en prestación de desempleo, un alivio a corto plazo. También alivia los gastos en servicios sociales (aunque normalmente la gente que emigra es joven y no ocasiona tanto gasto como las personas mayores).

La segunda ventaja es las remesas, el dinero enviado por los emigrantes a España. En el año 2000 España recibía un saldo neto de remesas (remesas recibidas por emigrantes menos remesas enviadas por inmigrantes) de 2.276 millones de euros. La tortilla se dio la vuelta y en 2007 el saldo neto de remesas era muy negativo, -3.138 millones de euros. En 2012 la situación cambió bastante y tuvimos un saldo de remesas todavía negativo de -563 millones de euros pero la tendencia indica que en breve pasará a ser positivo.

Los emigrantes suelen mantener un contacto con su país de origen y el envío de dinero es muy positivo para la economía. Y además por la cultura que tenemos en España, de cercanía con la familia, es muy seguro que las remesas sean abundantes. Luego los emigrantes traen dinero a España, y mucho.

Otra ventaja de los emigrantes es que si se quedan permanentemente en los países de destino, lo normal es que soliciten su jubilación en el país de destino (suelen ser más altas que en España, aunque habría que estudiar el caso concreto). Y no es de extrañar que aunque reciban dinero de otro Estado vuelvan a vivir en España. Es decir, en el futuro podríamos tener a muchas personas viviendo en España que consumen aquí pero cobran de fuera. Esto es muy a futuro pero tenemos en la actualidad el ejemplo de gente que trabajó en los años 60 fuera de España y viven hoy aquí.

Conclusiones

La emigración genera muchas dudas para España. La pérdida de población en edad de trabajar es un problema para soportar el Estado de Bienestar. Pero en la actualidad esa gente está en paro, con lo que en el fondo son más consumidores de recursos públicos que mantenedores. Por tanto a corto plazo la emigración proporciona una clara ventaja, más si contamos las remesas que envían.

Si miramos al pasado vemos como la emigración de los años 60 ayudó al despegue de la economía española y si se repitiera esa situación sería muy positiva. Por tanto me inclino a pensar que la emigración, aunque con las dudas que genera, es positiva para la economía española.

En El Blog Salmón | España, país de emigrantes Imagen | Bill Ward

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir