Compartir
Publicidad
Publicidad

Estudio sobre la reforma financiera mundial

Estudio sobre la reforma financiera mundial
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un Comité formado por el grupo multinacional, Grupo de 30, un grupo internacional de financieros, académicos y economistas, ha estado analizando el lío financiero en el cual nos encontramos y nos dan pasos que los gobiernos deben tomar.

Este Comite ha estado presidido por Paul A. Volcker, anterior presidente de la Fed estadounidense, con dos vicepresidentes, Tommaso Padoa-Schioppa, anterior ministro italiano de economía, y Arminio Fraga Neto, anterior presidente del Banco Central de Brazil.

Como Paul Volcker es un asesor financiero del presidente-electo Barack Obama y, como el Grupo de 30 también incluye Tim Geithner, propuesto por presidente-electo Obama como secretario del tesoro estadounidense, Larry Summers, otro asesor financiero del presidente-electo Barack Obama, y Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, se puede esperar que este informe se tomará en serio por los gobierno alrededor del mundo.

Acaban de publicar su Informe.

El Informe analizó los siguientes elementos:

  1. Qué políticas económicas son necesarias para redefinir la extensión y las fronteras de la regulación necesaria.
  2. Reforma de la estructura de regulación, incluyendo el papel de los banco centrales, las implicaciones de su papel como garantor último y la necesidad de más colaboración internacional.
  3. La mejora del buen gobierno, de la gestión de riesgos, de las políticas regultorias y de las prácticas y estándares de contabilidad.
  4. Mejoras en la transparencia y en las infraestructuras financieras.

Unos objetivos grandiosos y, en este contexto, nos han dado 18 recomendaciones bastante elaboradas en el Informe.

Como casi siempre pasa con esta clase de Informe, las recomendaciones son muy generales y no describen cómo se deben implementar, para eso, lo dejan en las manos de los distintos gobiernos.

Muchos piensan, incluso algunos en estas páginas que, como estamos sufriendo problemas globales, las soluciones deben también ser globales. Es decir, se pide soluciones grandilocuentes de organizaciones multilaterales para resolver todos los problemas en todos los lugares.

El mundo tiene muchas organizaciones multinacionales y no hay nada que les gusta más a los políticos que viajar a reuniones internacionales con sus colegas en otros países. Al final, lo que vemos son bonitas declaraciones y muy pocos resultados.

Aunque los problemas pueden parecer globales, cada país está sufriendo de su forma particular, dependiendo de sus condiciones locales y su estructura económica y financiera.

Lo mejor para cada país es olvidarse de soluciones globales y analizar su situación e implementar sus soluciones.

Pueden aprender de lo que hacen los otros para ver si tiene validez en casa pero, si esperan a que lleguen las soluciones globales, estaremos esperando mucho y estaremos sufriendo mientras esperamos.

Vía | Economist (en inglés)
Más información | Estudio del Grupo de 30 (PDF en inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos