Compartir
Publicidad

Falta de liquidez no es falta de solvencia

Falta de liquidez no es falta de solvencia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos días planea sobre los mercados financieros el fantasma de la falta solvencia. El hecho de que el británico Northern Rock acudiese a las reservas de emergencia del Banco Central para solucionar una crisis de liquidez ha despertado las inquietudes de los actores económicos: "¿Eso significa que no tienen dinero para pagar?". Consecuencia: colas de clientes yendo a rescatar sus fondos ("yo primero, que igual los últimos se quedan sin dinero"), caidas en bolsa, etc.

Todo parte de una confusión bastante habitual entre problemas de liquidez y problemas de solvencia. Una empresa no es solvente cuando sus activos no son suficientes para respaldar sus pasivos. Es decir, que ni vendiendo todo lo que tiene podría pagar sus deudas. Un problema de liquidez no es lo mismo, simplemente es un problema de pagos y cobros a corto plazo. Llevado a lo sencillo, no tiene dinero contante y sonante para hacer frente a los pagos a corto plazo. Los problemas de liquidez en las entidades financieras se están produciendo en estos días porque el mercado interbancario se ha vuelto muy precavido: los bancos no quieren prestar dinero a otros bancos, por si las moscas. Así, la vía habitual para solucionar los problemas de liquidez (que es una cuestión operativa, de "necesito dinero para hoy pero mañana ya te lo puedo devolver", y que supone millones de euros al día) se está estrechando, por lo que pueden aflorar problemas puntuales de liquidez.

Que no tienen nada que ver con que la entidad sea solvente o no. Sin embargo, si se arroja sobre los mercados esa sensación de "pánico" y los clientes empiezan a actuar como si el problema de liquidez fuese un problema de solvencia, entonces paradójicamente sí se produciría un problema grave. Lo explican perfectamente en Gurusblog:

Entiendo que este no es un factor que nos indicaría una falta de solvencia de las entidades que sólicitan está liquidez a corto a un banco central. Otro tema es si empieza a cundir el pánico entre sus clientes y estos empiezan a retirar masivamente sus depósitos…. sin lugar a dudas esto puede tumbar al banco más solvente.

Así pues, lo más recomendable en estos momentos es mantener la calma. Creo que efectivamente el sistema financiero español es perfectamente solvente, lo cual no quita para que puedan existir problemas puntuales de liquidez. Pero ante éstos debemos reaccionar con tranquilidad, porque si no lo hacemos entonces sí que podemos estar provocando un problema a gran escala. Nadie se va a quedar sin su dinero.

Foto | aralbalkan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio