Publicidad

Gracias a la prostitución tenemos más margen para gastar, pero es sólo estadística

Gracias a la prostitución tenemos más margen para gastar, pero es sólo estadística
12 comentarios

Publicidad

La nueva metodología del INE para contabilizar el PIB ha entrado en vigor. Ya lo comentamos por aquí hace no mucho, en los cálculos del PIB entraría la prostitución, las drogas y (aunque se hable menos de ello) la inversión en I+D+i. Por este último punto los países que más ven crecer su PIB por un simple cambio estadístico son los países más ricos, mientras que los más pobres aunque quizá tengamos más actividades irregulares no llegan a compensarlo.

Pero la segunda lectura es que al crecer el PIB, baja nuestro déficit. Claro que no baja en niveles absolutos, sino relativos al PIB que al final es lo que parece importar. Y por tanto significa que para cumplir con los criterios de déficit tenemos más margen. Más margen para gastar y por tanto para endeudarnos. Todos felices.

Pero hay que recordar que el efecto es estadístico. Y puede convertirse en un boomerang. Si nuestra recaudación de impuestos era baja respecto a nuestro PIB, ahora es todavía más baja. Al final, por mucho que comparemos nuestros ingresos y gastos con una cifra u otra estamos ante unos números que son claros: nuestros ingresos siguen siendo bajos para nuestros gastos.

Así que cuidado con las lecturas triunfalistas (podemos gastar más) porque las hay pesimistas (nuestra recudación es una basura). Seguimos donde estábamos. Si no somos capaces de recaudar bien seguimos teniendo problemas difíciles de resolver.

Más información | El Economista

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir