Compartir
Publicidad
Publicidad

La lista proteccionista para la venta de Opel

La lista proteccionista para la venta de Opel
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se habló hace tiempo en estas páginas, que el fabricante de automóviles estadounidense, General Motors, está en dificultades financieras y necesitada tomar decisiones radicales. Estas decisiones tienen el objetivo de convencer a sus políticos que les pueden regalar más dinero del pueblo para salvarles.

Una de las decisiones que se ha estado barajando es la venta de GM Europe que principalmente incorpora la empresa basada en Alemania, Opel, la anteriormente británica, Vauxhall y la sueca, Saab.

Con tanto rumor y tanteo, incluyendo el posible interés como comprador del fabricante italiano, Fiat, ya comentado en estas páginas, acabamos de ver al gobierno alemán mover ficha.

El ministro de exteriores alemán nos da su lista de las condiciones que tendrían en cuenta antes de aprobar una venta de Opel.

Esta lista tiene catorce consideraciones que las traduzco (del inglés no del alemán) como los siguientes:

  1. Un plan de negocios sólido y sostenible, basado en supuestos realistas y qué papel tomaría Opel en el proyecto general.
  2. Sinergias y mejores oportunidades de mercado – mejor acceso a nuevos mercados.
  3. Complejidad de la propuesta – si requiere aprobación de la Comisión Europea o de las regiones alemanas donde están presentes las plantas.
  4. Quién sería el propietario de los patentes y de la propiedad intelectual de Opel.
  5. Cuántos puestos de trabajo estarían en peligro y cuán creíble es esta estimación.
  6. La credibilidad de la estrategia internacional del comprador.
  7. La localización de la sede principal y donde se pagarían los impuestos.
  8. El impacto de la operación sobre los suministradores de Opel y de la reestructuración que seguiría.
  9. La credibilidad de los directivos futuros de Opel.
  10. El nivel de apoyo de la fuos trabajadores y de los stakeholders.
  11. La experiencia del comprador en ejecutar operaciones similares y en la gestión de grandes corporaciones.
  12. La solidez financiera de la operación.
  13. Las condiciones contractuales, como cláusulas de salida, provisiones para compartir riesgos, etc.
  14. La compatibilidad de las culturas corporativas entre Opel y el comprador.

No está claro qué pasará si no encuentran a un candidato para Opel que cumpla con sus condiciones. ¿Dejarán a Opel en las inciertas manos de General Motors?

Recordamos que, hace poco, el ministro de interior alemán pronunció las temidas palabras de que los fabricantes de automóviles no pueden esperar salvación sólo porque amenazan con su cierre y con la reducción de empleo. ¿Hay aquí un desacuerdo entre ministros?

Tampoco está claro si el gobierno británico tomará cartas en el asunto y pedirá sus condiciones para la venta de Vauxhall o el gobierno sueco con Saab. Se espera que los sindicatos en estos dos países lo empiecen a pedir.

Lo que está claro es que estas condiciones dan al gobierno alemán mucha influencia en lo que pasará con una empresa privada y que esta influencia roza el proteccionismo potencial.

Espero que la Comisión Europea esté vigilante hacia la forma que el gobierno alemán tome sus decisiones.

En estas páginas, he felicitado a la canciller alemana, Angela Merkel, por su responsabilidad y fueza defendiendo al libre mercado y en contra de la intromisión estatal, incluso peleandose con sus colegas europeos.

Aunque se entiende que el gobierno alemán quiera estar informado y dentro del proceso, esperemos que no tome esta oportunidad para discriminar en contra de las operaciones de mercado limpias y que mantengan la independencia necesaria.

Vía | Financial Times (en inglés y €)
En El Blog Salmón | Un político europeo pronuncia las temidas palabras y ¿Cuántos fabricantes de automóviles quedarán?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos