Compartir
Publicidad

La mejor forma de negociar con Francia

La mejor forma de negociar con Francia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La última reunión entre los grupos españoles y franceses, incluyendo representantes gubernamentales y sectoriales, para acordar la conexion de gas entre Francia y la Península, ha concluído retrasar el proyecto de conexión gasística en Irún hasta al menos el año 2013.

Parece que las autoridades francesas no estaban convencidas del proyecto, todavía.

Normalmente sorprendería que se quiera retrasar un proyecto que amplie las fuentes de gas hacia Europa, con todas las incertidumbres que existen con el suministro de gas proveniente del Este.

Estamos acercándonos al invierno y la disputa sigue viva entre Ucrania y Rusia, sobre precios de gas y deuda que el primero debe al segundo. La misma disputa que ha causado el cierre del grifo de gas ruso vía gaseoductos que atraviesan Ucrania.

Esta disputa viene de largo y va para largo, y ha arrastrado a la Unión Europea (UE) a la disputa, ya que la UE necesita proteger su suministro de gas, especialmente durante los meses de invierno. Eso lo saben los rusos y los ucranianos y los dos lo utilizan para cobrar ventaja en negociaciones con la UE. Por eso la UE sigue buscando fuentes alternativas de energía.

El retraso de este gaseoducto sorprendería si Francia no fuera una parte de estas negociaciones.

Como siempre en estos proyectos industriales, cuando Francia participa, necesitan incentivos adicionales. Normalmente, son mucho más positivos sobre proyectos cuando una de sus empresas lidera el proyecto, el que sea, y si es un proyecto europeo, mucho mejor. O esto o que se les ofrezca oportunidades a sus empresas en otras frentes.

En eso, se perdió una oportunidad hace muy poco, con la subida por parte de la empresa francesa, Suez, de su participación de Aguas de Barcelona (Agbar) al 75%. Con esta compra, la empresa francesa tomará el control, operativo y del capital, de esta empresa española importante.

En el momento de hacer esta operación, o justo antes, las autoridades españolas podrían haber hablado con sus homólogos franceses, para acordar algo y asegurar que las pretensiones de la empresa francesa no se entorpezcan, a cambio de.... Si hay permisos pendientes para cerrar la operación, puede que no sea tarde.

Eso es exactamente lo que hubieran hecho las autoridades francesas y, por lo tanto, entenderían la jugada. ¡Ese es su lenguaje!

Si se hubiera actuado de esta forma, no estaríamos ahora, semanas después, molestos viendo a un proyecto deseado por este lado de los pirineos obstaculizado por el otro lado de los pirineos.

Vía | Energía Diario En El Blog Salmón | Europa intenta diversificar más sus fuentes de gas y Ucrania no debe amenazar a la UE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos