Compartir
Publicidad

La permanencia de Reino Unido en la Unión Europea

Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La permanencia en la UE del Reino Unido es un tema del que se va a hablar mucho en los próximos años. Una de las promesas electorales de David Cameron era celebrar un referéndum en 2017 sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. Inglaterra, que no el Reino Unido, posiblemente sea el territorio más euroescéptico.

David Cameron y otros muchos líderes políticos británicos están completamente a favor de la UE. Su ex viceprimer ministro Nick Clegg era un eurófilo egresado del Collége d’Europe. También se muestra a favor de la UE el partido laborista o el partido independentista escocés, pero el UKIP (partido por la independencia del RU) que pretende salir de la UE crece cada vez más. Eso provoca que en este momento David Cameron está jugando a un wicked game que puede ser perjudicial para las partes implicadas.

El Reino Unido en la Unión Europea

La idea de Cameron es renegociar la presencia del RU en la UE y después hacer un referéndum sobre la misma. Esa renegociación puede significar muchas cosas, puesto que no queda nada claro que implicará la misma. ¿Una posible salida de la UE? ¿Estar en una segunda velocidad (cómo ya está al no haberse unido al euro)? ¿Un posible nuevo cheque británico?

El problema de la permanencia en la UE del Reino Unido, es que es beneficiosa para ambas partes. Para el Reino Unido le supone estar dentro de un bloque económico grande, por ejemplo para las negociaciones sobre comercio internacional con grandes economías como Estados Unidos, Japón o China no es lo mismo ir por libre que en el equipo de Bruselas.

Otra ventaja que tiene es el acceso al gran mercado europeo, como uno más. Es cierto que el Reino Unido no es una economía industrial, sino de servicios, pero es que incluso estos tienen una ventaja por estar dentro de la Unión Europea. Por ejemplo, la City, que es dónde se aglomera la mayor concentración de servicios financieros, depende bastante de su permanencia en la Unión Europea. No es la primera vez que se especula que una salida sería perjudicial para el Reino Unido ya que los bancos, firmas de inversión y firmas de servicios (contabilidad, consultoría, etc) no tendrían el mismo acceso al gran mercado europeo. Eso podría incluso suponer que algunas firmas se fueran de Londres (París ya empieza a posicionarse y Madrid debería irlo haciendo). Por ejemplo el HSBC se está planteando volver a su sede original en Hong-Kong, que abandonó en el 91. Si abandonara el

No sólo las finanzas. Muchas empresas tienen a su división regional europea en Londres, y esa ventaja se perdería para Reino Unido si saliera de la misma. El acceso mutuo entre los distintos países de la UE a los mercados supone muchas ventajas para los estados más productivos, y el Reino Unido es uno de ellos.

No sólo se beneficia el Reino Unido, sino la UE. El Reino Unido aporta algunas de las mejores universidades del mundo, su derecho anglosajón que facilita a muchas empresas. Los turistas británicos lo tienen mucho más fácil para viajar a otros países de la UE e incluso establecer su residencia de jubilación, como hacen en Francia, España y Portugal empleando el dinero de sus ahorros y pensión en vivir en lugares con mejor clima.

También muchos trabajadores jóvenes (y no tan jóvenes) europeos se benefician de poder vivir y trabajar en el Reino Unido con los mismos derechos que un nacional, muchas veces volviendo a su país con experiencia y habilidades nuevas. De hecho no es raro oír español, italiano o francés en Londres, y no sólo turistas. No puedo contar el número de veces que me he encontrado un español, estudiante, financiero, académico o camarero.

Tampoco sería una buena situación para los otros países de la Unión Europea. Es el Reino Unido el que impulsa políticas de estímulo económico, de hecho, el crecimiento de la productividad es muy alto en esta área. Berlín y Londres se han convertido en aliados inesperados, ambos líderes están a favor de la reducción de la burocracia europea.

Por otro lado, los británicos ven que su permanencia en la UE les hace someterse a una legislación muy burocrática por parte de Bruselas, cuando muchos preferirían políticas más liberales. Tampoco les gusta perder competencias en favor de Bruselas, la PAC (Política Agrícola Común) europea que consideran un desperdicio de dinero que incrementa el precio de los alimentos o perder identidad propia. El partido más radical con salirse de la UE (el UKIP) tiene como símbolo el de la libra.

¿Es posible que el Reino Unido salga de la UE?

Influyen dos aspectos que pueden hacer la permanencia o no en la UE. El primero es la negociación de los acuerdos que pueda salir entre Londres y Bruselas, (o si queremos decir entre Londres y Berlín), el segundo es el sentimiento que tengan en ese momento los británicos en el referéndum. Porque en la práctica, no importa que el tratado que se negocie o las condiciones, lo más probable es que se vote más con un sentimiento u otro sobre la permanencia en la UE.

Por otro lado, la salida del Reino Unido en la UE no significará probablemente un corte de todos los lazos, sino más probablemente que el Reino Unido pase a pertenecer a algunas de las áreas de comercio que existen en Europa. Por ejemplo los miembros del Área Económica Europea son prácticamente miembros de la misma, pero no pueden influir en la regulación que les afecta y tienen que contribuir a los presupuestos de la UE. Es muy poco probable que el Reino Unido quiera eso, pero los británicos se podrían encontrar con una situación equivalente.

Se acercan tiempos interesantes, puesto que sería la primera vez que un país importante de la UE se planteé su permanencia en la misma a un nivel de referéndum ¿veremos la primera gran salida de un país de la UE?

En El Blog Salmón | Hablemos de la City of London y sus secretos y One way ticket to London: vente "pa" Londres, Pepe (documental)

Más información | BBC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio