Compartir
Publicidad

Los australianos y brasileños están felices con los argentinos

Los australianos y brasileños están felices con los argentinos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

En el mercado internacional de carnes de res, los dos países que están siempre enfrentados en términos comerciales son Argentina y Australia que, con Brasil, son dos de los tres grandes exportadores de carne del mundo.

El anuncio de las autoridades argentinas de suspender por seis meses las exportaciones de su carne tiene el objetivo de que sus ciudadanos tengan carne en el mercado doméstico a precio más bajo. Suponiendo que los productores no limiten el suministro al mercado local, está claro que suspender las exportaciones resultará en más oferta en el mercado local y, por lo tanto, el precio local tenderá a bajar. Resulta lógico pensar que cuando se produce mucho de un producto, su precio en el mercado local debería ser más bajo. No obstante, en productos que tienen mercado internacional, los precios, incluso los locales, se fijan en base a la demanda total, internacional y local y, en estos casos, no siempre quiere decir que los precios locales sean bajos porque el país produce mucho de un producto.

Los que sufrirán con esta política son los compradores internacionales, los clientes de Argentina, que tendrán que buscar en otras partes por sus necesidades de importación de carne.

Su lugar lógica es Australia, que hace muchos años compite directamente y ferozmente con Argentina en este mercado internacional. Los productores australianos no sólo hablarán de la mejor calidad de su carne, que lo hacen, pero ahora podrán hablar de la fiabilidad y seguridad de los suministros, ya que se ha visto que los productores argentinos están sujetos a los dictámenes de los políticos argentinos.

No es la mejor forma de mantener sus clientes.

Vía | Informativos Telecinco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos