Compartir
Publicidad
Publicidad

Los Sovereign Wealth Funds invaden

Los <em>Sovereign Wealth Funds</em> invaden
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estas páginas he arremetido en oposición a las compras de empresas por parte de otras que están en manos, y bajo la dirección, de Estados, lo que he llamado las renacionalizaciones.

No obstante, en esto de inversión por parte de Estados, hay dos tipos que se pueden diferenciar.

Uno de estos son las empresas en manos estatales o bajo su control, como es Gazprom, la empresa energética controlada por Moscú, que quería comprar la eléctrica británica, Céntrica, sin éxito. En Estados Unidos, se molestaron mucho cuando Dubai Ports World, la empresa estatal que gestiona puertos en varias partes del mundo, intentó llevarse la gestión de varios puertos estadounidenses. Tuvieron que vender estos puertos antes de poder cerrar su operación más grande, la compra de la británica P&O (Peninsular and Oriental Steam Navigation Company).

También estamos viendo el intento de compra de Auckland International Airport, el aeropuerto de la capital de Nueva Zelanda, por parte de la empresa estatal, Dubai Aerospace Enterprise, con las protestas de algunos ministros neozelandeses.

Con esta clase de compras, los tentáculos de los gobiernos ruso, Dubai y China, llegarían más lejos de lo que algunos han considerado aceptable. Estas operaciones son claras renacionalizaciones.

Por otra parte, hay fondos estatales que se han establecido para invertir los excesos de liquidez generados por algunos países y que necesitan ser colocados. Estos se están llamando los Sovereign Wealth Funds (SWFs) que, según estimaciones del banco de inversión, Morgan Stanley, ahora controlan €1.800.000 millones y que llegarán a controlar más de €3.600.000 millones en 2010, subiendo a casi €9.000.000 millones en 2012.

Fondos estatales muy grandes que se han acumulado por los países exportadores de petróleo, por el alto precio de este producto, y los generados por China, por sus crecientes exportaciones y resultante generación de divisa.

Hace poco, vimos a China Development Bank y Temasek, el fondo de inversión estatal de Singapur, llegar a un acuerdo para comprar hasta el 10% del banco británico, Barclays, los dos invirtiendo fondos estatales. También, hace un par de meses, China ha invertido €2.230 millones con el todopoderoso Blackstone

Ya hemos hablado de los más de €1.000.000 millones que China tiene en reservas y han anunciado que quieren invertir parte de esto en empresas, habiendo ya anunciado la formación de su China Investment Corporation. Temasek invierte fondos de más de €7.800 millones.

En el mundo petrolero, tenemos los fondos de inversión Delto Two de Qatar (manejando casi €1.600 millones que se estima puede crecer hasta €5.000 o 6.000 millones en 2015), Abu Dhabi Investment Authority, Dubai, que tiene varias empresas y fondos de inversión estatales, Kuwait Investment Office (KIO) y Kuwait Investment Authority, Brunei Investment Agency, y Arabia Saudí, también con varias empresas y fondos de inversión estatales.

Y todo esto, sin hablar de los crecientes fondos que Hugo Chavez, Presidente de Venezuela, está distribuyendo a sus amiguetes, siguiendo su fórmula idiosincrásica.

¿Se deben considerar los fondos de inversión estatales de forma diferente a las empresas estatales? ¿Es renacionalización si invierte un fondo estatal en vez de una de las empresas del mismo país?

Hay muchos fondos y crecientes y está claro que estos se tienen que invertir en alguna parte. No obstante, también está claro que no actúan exclusivamente con pautas financieras, pero también con consideraciones políticas y estratégicas.

Vía | ABC, Economist y Financial Times (en inglés y €) En El Blog Salmón | Los primeros en sufrir la anti-renacionalización y China tiene $1.000.000 millones para gastar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos