Compartir
Publicidad
Publicidad

Phishing, guía para reconocer y evitar su presencia

Guardar
2 Comentarios
Publicidad

La virtud de las buenas explicaciones está en convertir algo complicado de entender en lenguaje llano y simple. Para todo el mundo, no para entendidos en la materia. A eso se dedica desde hace tiempo Common Craft y su Plain English, donde explica, muy clarito, conceptos del universo digital en el que nos movemos, tal y como hizo para mostrar qué es el Social Media usando la metáfora de los helados.

Ahora se atreven con el Phishing, mal al que se agarran los escépticos del medio online para echar en cara su uso y las posibilidades del comercio electrónico. La cuestión es tener claro como reconocer cuándo un email es spam, que a su vez es phishing y detrás hay un ladrón que quiere robarnos nuestros datos bancarios. Sabiendo reconocerlos se pueden evitar, y por tanto perder el miedo a su presencia. Es simple educación. Sólo había que encontrar el lenguaje adecuado. Y de eso se ha encargado el vídeo de Common Craft que os hemos colgado.

ACTUALIZACIÓN: Este tipo de estafas a los usuarios de servicios financieros por Internet, está motivando, como comentaba antes, que el desarrollo de los mismos se vea limitado. Así que, además, de lo que se comenta en el vídeo, el problema principal del phishing afecta a la seguridad de nuestros datos personales, por eso es bueno tener en cuenta más consejos.

  1. La entidad financiera nunca nos pedirá ni por email ni en una llamada telefónica (y ojo que este tipo de fraude muchas veces lo obviamos), ni en cualquier otra forma en la que se pongan en contacto con uno, la numeración de la Tarjeta, su caducidad, su usuario o contraseña, su número PIN...

  2. Consultar con regularidad los estados de las cuentas, y del modo más sencillo, y seguro, mejor a través de los Servicios Online de la entidad financiera.

  3. Tomar precauciones al realizar compras online, utilizando páginas "seguras" siempre. Las mismas se pueden identificar mediante el candado que aparece en la esquina inferior derecha del navegador o cuando la dirección comience con 'https' (la 's' significa 'segura').

  4. Protéjase del robo de identidad, guardando en un lugar seguro toda la información personal, como la fecha de nacimiento, DNI, estados de cuenta bancarios, etc. Esta información se puede utilizar para robar la identidad personal.

Cierto que es recordar las mismas cosas de siempre, pero todo lo que sirva para que el público no experto reconozca cuando está sufriendo un ataque es un paso adelante de cara al futuro.

Vía | The Common Craft Show

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos