Publicidad

La propuesta del PP de avales públicos para hipotecas, una mala idea (por partida doble)

La propuesta del PP de avales públicos para hipotecas, una mala idea (por partida doble)
33 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy el PP ha hecho una propuesta para facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes que consiste en que el Estado haga avales para que los bancos lleguen a conceder hipotecas por el 100% de la vivienda.

Esta idea no es nada buena. Primero por el riesgo que supone para el Estado el convertirse en avalista y segundo por la propia estrategia del PP para facilitar a los jóvenes el acceso a la vivienda. Vamos a verlo en detalle.

Los avales son peligrosos

Los avales son populares porque el coste (si todo sale bien) es cero y el efecto puede ser potente. Si la idea del PP se desarrolla los jóvenes que no pueden acceder a una vivienda en propiedad porque no tienen ahorros para la entrada podrían hacerlo. Y si nada sale mal el coste para el Estado es prácticamente cero.

Pero ese "si nada sale mal" es el problema. También hace una década muchos padres avalaron a sus hijos para obtener este tipo de hipotecas con la misma idea en mente: no cuesta nada y facilita el acceso a la vivienda. Pero luego las cosas salieron mal y muchos perdieron sus propias viviendas por avalar a sus hijos.

También el Estado ha salido escaldado del concepto de avalar. Tanto en emisiones de la banca avaladas por el Estado como en el caso de la "responsabilidad subsidiaria del Estado en autopistas privadas. Yo pensaba que la dura lección se había aprendido pero parece ser que no.

Hay que asumirlo. Emitir un aval es como si se emitiera deuda y lo que está diciendo el PP es que está dispuesto a comprometer a todo el Estado para que los jóvenes se compren una casa. ¿Es el mejor uso del dinero público? No lo creo.

La vivienda en propiedad

Pero de la propuesta del PP hay otro fallo fundamental, y es que insiste en intentar solucionar un problema real (las dificultades de los jóvenes para acceder a una vivienda) con una estrategia equivocada (lograr que tengan una vivienda en propiedad).

De nuevo volvemos a caer en lo mismo. El acceso a la vivienda es un derecho, pero no tiene por qué ser en propiedad. El Estado tiene que garantizar que haya vivienda asequible de alquiler, bien mediante una bolsa pública, bien liberando suelo en zonas con precios altos o bien logrando que los jóvenes tengan mejores sueldos poniendo las cosas fáciles para que aumente la productividad de las empresas.

Uno de los motivos por los que hubo una burbuja inmobiliaria es que las facilidades para la compra de vivienda frente al alquier eran excesivas. La desgravación del IRPF por la compra de vivienda nos costó mucho dinero que sobre todo aprovecharon los que tenían una renta alta para pagar menos impuestos. Ya está bien de tirar dinero público en el mismo agujero.

Si una persona no puede ahorrar para comprar una vivienda la solución no es que se la pueda comprar con cero ahorros y con una hipoteca de 50 años. La solución es que haya vivienda más asequible y que haya un entorno en el que los sueldos suban. Pero, como siempre, el PP sigue centrado en facilitar la compra de vivienda, no sé si porque se encontraban más cómodos en un pasado que no va a volver o porque no tienen soluciones reales para los verdaderos problemas del acceso a la vivienda.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir