Compartir
Publicidad
Publicidad

Se descarta la gran coalición alemana, Merkel deberá apoyarse en liberales y verdes

Se descarta la gran coalición alemana, Merkel deberá apoyarse en liberales y verdes
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con las últimas elecciones alemanas, Angela Merkel se dispone a encaminar su cuarto mandato como canciller alemana después de que el partido de centro derecha CDU/CSU ha conseguido el 33% de los votos, una cifra por debajo al 41% de los votos obtenidos en 2013.

El gran tema en estas elecciones alemanas ha sido la inmigración, y por ello, el partido de extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD) ha conseguido entrar en el Bundestag con el 13,5% de los votos, el tercer partido con mayor representación. Y es la primera vez que la extrema derecha consigue entrar en la cámara desde 1949.

El partido socialdemócrata alemán, el SPB, ha renunciado al papel de formar una gran coalición con Angela Merkel después de alcanzar a poco más del 20% de los votos, por lo que la única opción posible es la coalición entre el CDU, el FDP y el Grüne o en otras palabras, los conservadores, los liberales y los verdes respectivamente.

Esta colección, llamada la coalición jamaicana por sus colores negro-amarillo-verde, tiene sus problemas programáticos por lo que en las siguientes líneas vamos a repasar qué defienden sus programas y los posibles conflictos.

El programa económico del CDU/CSU

La economía ha tenido una fuerte presencia en el programa de la CDU y uno de sus principales objetivos es la reducción del desempleo alemán a una tasa inferior al 3% para el ejercicio 2025, lo que significaría reducir la tasa a la mitad de los niveles actuales.

Merkel

También han propuesto recortes fiscales con el objetivo de elevar el nivel máximo del impuesto sobre la renta a 60.000 euros anuales, en lugar de los 52.000 euros en la actualidad. La CDU solo pretende grabar a los llamados superricos que representan aquellos solteros que ganan más de 232.000 euros al año con una tasa del 45%.

También propone en su programa que para el ejercicio 2020 se lleve acabo la supresión progresiva de la llamada cuota de solidaridad para la antigua Alemania del este. Este impuesto viene a raíz de la reunificación del país con el objetivo de impulsar la economía de los nuevos estados pertenecientes a la Alemania oriental.

También se ha comprometido al aumento de la asignación por hijos a cargo pasándola de los 192 euros actuales hasta los 217 euros mensuales. Además se pretende incrementar la reducción de impuestos para los hijos a cargo de 7.356 euros hasta los 8.820 euros. También se incluyen ayudas para las familias que quieran por primera vez una vivienda, siendo beneficiarios de una prestación estatal adicional de 1.200 euros al año por y niño.

Los liberales del FDP, el socio preferido para Angela Merkel

El FDP ha vuelto al Bundestag después de que en el año 2013 quedará apartado de la institución. El FDP constituye el socio prioritario para Angela Merkel en la formación de gobierno, una coalición que dominó la política alemana durante la mayor parte de los años ochenta y noventa.

El programa económico de los conservadores de la CDU no tendrá mayores dificultades para encajar con el programa económico del FDP. Ambos partidos están comprometidos con las reducciones de impuestos y existen otras coincidencias programáticas en términos de digitalización, o educación.

Fdp

El FDP intenta posicionarse económicamente a la derecha de la CDU, pero socialmente a su izquierda. Por un parte, pide más libertad para los empresarios y startups, reconoce a Alemania como país de inmigración y, al igual que el SPD, pide una ley de inmigración al estilo canadiense.

Desde el FDP, se ha criticado duramente la coalición CDU-SPD en especial la interferencia del gobierno y los obstáculos sobre la economía. El partido va aún más lejos cuando propone un período libre de impuestos para las start-ups, la introducción de una ley de capital riesgo, un fondo suizo para startups y el fortalecimiento de la economía colaborativa.

La digitalización que propone el FDP está vinculada a una crítica del actual estado de bienestar, que socava la libertad empresarial. En línea con su reputación, sugiere recortes fiscales por un importe total de 30.000 millones de euros.

Por encima de todo, la liberalización del mercado sigue siendo un objetivo central del FDP cuando pide la venta de acciones de empresas federales como Deutsche Telekom y Deutsche Post, argumentando que esto permitiría una mayor competencia.

Recelos programáticos entre los verdes y los liberales

La coalición jamaicana parece que será la que se lleve a cabo y ésto sería posible gracias a que el ala conservadora de los verdes, denominada "Realo", se ha fortalecido en los últimos años y los dos líderes del partido, Cem Özdemir y Kathrin Göring-Eckhart, han mostrado simpatía por Merkel.

Como hemos comentado, los socialdemócratas alemanes no quieren repetir la gran coalición con los conservadores, por lo que la única opción posible es la unión entre conservadores, liberales y verdes. No obstante, existe un difícil encaje entre liberales y verdes a nivel programático.

Mientras que el tema central del FDP es la digitalización, para los verdes su tema central es el medio ambiente y la protección del clima. Donde el PDF pide la liberalización del mercado, los verdes subrayan un fuerte estado de bienestar, inversiones públicas y cuotas estrictas para una economía más ecológica.

Las ideas entre los liberales los verdes por un medio ambiente limpio no están demasiado alejadas debido a que ambas partes están de acuerdo en que por ejemplo se debe hacer más para proteger los océanos contra los desperdicios, favoreciendo el reciclaje y los plásticos biodegradables.

La cuestión central no es tanto el objetivo sino cómo alcanzarlo. Por un lado, los liberales centran más en los incentivos para los consumidores y las empresas, mientras que los verdes apuestan firmemente por una mayor regulación estatal.

Verdes

El tema de los refugiados divide a ambos partidos... Los verdes están a favor de aceptar a los solicitantes de asilo, mientras que en ese punto el FDP está compitiendo con la AFD y considera que la acogida ilimitada de solicitantes de asilo es bastante crítica. La idea liberal de conceder a los refugiados sólo una "protección humanitaria temporal" es poco probable que sea aceptable para los verdes.

La transición energética es otro de los puntos más conflictivos entre liberales y verdes. Los liberales consideran que los combustibles fósiles son indispensables para el cole futuro más inmediato, mientras que los verdes quieren eliminar progresivamente el carbón hasta el año 2030.

En cuanto a la al proyecto de la Eurozona, los verdes se apartan de las posiciones del CDU y del FDP cuando critican la falta de solidaridad alemana con los Estados miembros afectados por la crisis.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos