Compartir
Publicidad

Smart cities: smart money para chicos listos, los McGuffin fiscales

Smart cities: smart money para chicos listos, los McGuffin fiscales
Guardar
28 Comentarios
Publicidad

Os voy a recomendar la lectura de un excelente artículo de eldiario.es, titulado ¿Dónde está el negocio de las 'smart cities'? Presente y futuro del nuevo 'boom' español, donde narra qué se esta jugando ahora con el dinero público. Me alegra coincidir con un medio tan alejado de mi pensamiento, aunque me temo que no van a seguir tirando del hilo para llegar a una conclusión que no casa con lo que sus lectores quieren leer: el intervencionismo publico, ha sido, es y será un gran negocio privado (de unos pocos, vaya).

Atentos a las palabras de uno de los citados en el articulo:

El dinero europeo para puentes y autovías se ha acabado. Ahora va a desarrollos tecnológicos. Y aunque esté manejado por la administración local o regional, tiene mucho que ver con los empresarios

Y es que todo gira sobre lo mismo. Uno, que es mas social y comunitario que la leche, decide que hay algo que debe potenciarse con dinero público, que el mercado no atiende de la manera que a él le gustaría: formación para trabajadores o prados, energía, infraestructuras, el flamenco o los mapas clitoridianos. Da igual, cualquiera McGuffin es bueno (en el fondo, lo que importa es seguir la pasta y no ese rollo con el que pretenden despistarnos):

  • Justifico la implantación y desarrollo de un aparato de recaudación fiscal, un aparato que auna una brutal recogida de información sobre nuestras vidas y venidas con el palo de la coacción estatal y el monopolio público de la violencia organizada.
  • Una vez tengo la pasta, si soy consecuente me la gasto en estos proyectos tan guays, de modo que sea vea lo que me preocupan mis ciudadanos. Ademas con ello tengo contento a los funcionarios y sus familias empleados para desarrollados, y a las empresas privadas que acabe contratando, en un momento dado del proceso.
  • Y si ademas de consecuente miro para casa, algo se caerá para el partido que financia este progreso social y, que leches, para uno mismo, que por ahí empieza la solidaridad bien entendida.

Y es que si se deja solos a los ciudadanos, a los mercados, todo este circulo virtuoso se pierde, y es algo que no se puede(n) permitir.

En El Blog Salmón | ¿Mascotas ideológicas o escudos fiscales?

Imagen | Juditk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos