Compartir
Publicidad

Unos presupuestos para limitar aún más la salida de la crisis

Unos presupuestos para limitar aún más la salida de la crisis
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Hoy ha sido el día en el que se han hecho oficiales por parte del Ministerio de Economía, los datos de las principales partidas de gasto en el ámbito del proyecto de Presupuesto Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio de 2011. Echándole un vistazo, rápidamente apreciamos el gran recorte que sufrirá la inversión en infraestructuras, recortando el presupuesto del Ministerio de Fomento en casi un 30%. Actuando como una ancla para el crecimiento económico futuro y la salida de la crisis.

Por otro lado, las partidas de gasto que crecen respecto al ejercicio de 2010 son:

  • Gasto social, desde el 51,6% hasta el 58% (aproximándose a los dos tercios del presupuesto de gasto)
  • Pago de la deuda pública, del 6,6% al 8,7%. Partida que previsiblemente irá en aumento a causa del deterioro de la solvencia española, como ha indicado mi compañero Remo
  • Servicios públicos básicos del 4,6% al 4,8%, auspiciado principalmente por los gastos de la administración de justicia
  • Otras actuaciones económicas del 4,6 al 4,8%

Otra lectura importante que saco del proyecto de presupuestos para el año próximo es la inelasticidad que presentan, es decir, aquellas partidas más cíclicas como el pago de la deuda, la seguridad social, los servicios de empleo, en definitiva, el gasto social. Limitan el crecimiento de la economía, y el desarrollo del país.

El primer caso es consecuencia directa de la política fiscal expansiva que ha llevado a cabo el gobierno con medidas como el ‘Plan E’, cosa que parece ir arreglando al anunciar que el endeudamiento descenderá en un 9,2% en el próximo año. Pero respecto al gasto social tenemos un importante problema, necesitado de actuaciones a corto plazo.

Con ello no quiero decir que no sean necesarias, y ni mucho menos que no sean legítimas. Porque estoy convencido de que si no hubieran existido estas ‘ayudas’, las consecuencias de la crisis en la sociedad serían mucho peores. Pero lo que si aprecio es un crecimiento desproporcionado del gasto social en comparación con otras administraciones y partidas de gasto, en los que ha habido que meter violentamente la tijera para cumplir la restricción de reducción del 6% de este presupuesto, máxime cuando se prevé que los ingresos del estado caerán entre un 6 y un 7% para el próximo año fiscal.

Los presupuestos del Estado no son un ‘puzzle’ de hoy quito aquí y mañana pongo allí, sino que son el germen de nuestro devenir económico futuro.

Vía | Cinco días En El Blog Salmón | Presupuestos generales 2011, principales parámetros macroeconómicos Imagen | ihq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos