Compartir
Publicidad
Publicidad

La industria y su cifra de negocio

La industria y su cifra de negocio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad


Las cifras de negocios en la industria son un estimador fundamental en una economía basada en un sistema capitalista. Si las cifras de negocio que maneja la industria se paralizan o estancan indica claramente que estamos ante una cierta recesión, desaceleración o como deseemos llamarle. El problema es que en muchas ocasiones cuando se da en la industria no sólo es el único sector donde se nota, sino también en los demás.

Atendiendo por tanto a una encuesta europea de Eurostat para España, se puede decir que durante los primeros 10 meses del año éste indicar ha aumentando en nuestro país un 1,0% respecto al mismo período del año pasado. Algo que si bien es positivo, se queda muy lejos de otros muy añorados ahora ratios de 4% de años anteriores, en donde con un consumo mucho mayor había una gran demanda de negocio industrial. Se paró el consumo, descendió la demanda.

Otro de los datos reseñables es que las llamadas “entradas de pedidos” en la industria se han incrementado también internanualmente entre enero y octubre un 0,6%.

De ésta cifra de negocio hay que decir que se han producido cambios algo especiales en cuanto al destino económico de dichos bienes industriales; la evolución interanual de las cifras de negocios en la industria para el periodo comprendido por tanto demuestra que se está produciendo no sólo un mal momento en la demanda de bienes sino también una pequeña reconversión de la misma, quizá producido por un descenso del consumo general y debido a ello un reajuste de las necesidades de los agentes económicos.

La distribución por tanto (en porcentajes propios) según su destino es:

  • Bienes de consumo general: +0,9%
  • Bienes de consumo duradero: -11%
  • Bienes de consumo no duradero: 2,8%
  • Bienes de equipo: -2,4%
  • Bienes intermedios: -3,3%
  • Energía: +26,6%

Como podemos apreciar, está muy claramente referenciado que la gran noticia de éste nuevo reparto es que la energía y seguramente su necesidad básica hacen que se aumente en gran medida su demanda y distribución. Aunque cabría destacar que si prestáramos atención a un dato algo más curioso como el de la tasa de variación (al igual que arriba) pero para el destino económico de los bienes todas las tasas estarían en una vertiente negativa, mostrando la masa situación económica general que sufrimos en España.

Fuente | Eurostat
Imagen | extranoise

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos