Publicidad

Ya tocamos fondo, pero seguiremos ahí

Ya tocamos fondo, pero seguiremos ahí
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta es una gráfica que actualiza diariamente Douglas Short, dshort, y que recorre los blogs de todo el mundo. Muestra los cuatro osos malos de la vida financiera a través de las cuatro crisis que han golpeado a la economía estadounidense, desde la Gran Depresión de los años 30, cuyo derrotero cruza en diagonal toda la gráfica. En color azul está la crisis actual, en rojo la crisis petrolera de los años 73-74 y en verde la crisis de las puntocom. Puede ampliar la imagen clickando aquí. Son los cuatro osos malos para ese país. Nótese que la crisis asiática, la rusa, la mexicana o la brasileña, entre muchas otras, no tuvieron ningún impacto en esa economía.

Una mención aparte merece la crisis petrolera. Esta resulta ser una de las grandes crisis mundiales y por eso se compara con la actual. Un amigo blogger ha publicado una entrevista realizada el año 2002 a Enrique Fuentes Quintana, quien fuera ministro de economía de Adolfo Suárez. En ella, recuerda el impacto de la crisis petrolera en España, cuando el barril de crudo subió de 2 a 30 dólares. Hay un video enlazado, donde Fuentes Quintana da cuenta de la gravedad de la situación de aquel entonces.


Este colapso que se vivió en los años 70 fue aprovechado sigilosamente por la corriente monetarista, quienes decretaron que la culpa era del ya obsoleto modelo keynesiano y clamaron por desterrar al Estado de la vida económica. Este obsoleto modelo, sin embargo, permitió una mejoría notable en la distribución del ingreso durante cuatro décadas 1940-1980, como ha demostrado Paul Krugman y otros autores que investigan el tema. Desde 1980 la distribución del ingreso empeoró en todo el mundo, un efecto colateral y silencioso del neoliberalismo.

Volviendo a la gráfica, vemos en ella el ligero repunte de las últimas semanas, que para muchos llama a preguntarse si ya se tocó fondo, como el economista mexicano Alejandro Villagómez. Es probable que la crisis haya tocado fondo, pero esto no indica una recuperación inmediata. Y dada la magnitud del colapso, toda la estructura está dañada y todo el sistema en sí está obstruído. En un símil con el Titanic, ya se mordió el polvo pero los náufragos siguen expuestos a la asfixia y la hipotermia. Prueba de esto es la enorme destrucción de empleo que la crisis ha provocado y que amenaza con seguir incrementando las quiebras industriales dada la fuerte caída en la demanda: la mayor en 60 años! No se trata de un problema de confianza. Es lisa y llanamente un drama real: sin trabajo, no hay consumo. Es la más pura Ley de Say. Algo que olvidó el neoliberalismo al crear un modelo de fantasía y derivados totalmente ajeno a la economía real.

Ya tocamos fondo. Pero seguiremos dando tumbos por largo tiempo mientras no se asuma un cambio real en la mirada que debe tener el desarrollo y el progreso humano. Escuchar las palabras de Fuentes Quintana y su auténtica clase de economía, puede ayudar en esta tarea. Sólo que donde Fuentes Quintana dice país, hay que decir ahora mundo.

Más información | Articulos Claves, Douglas Short
Imagen | dshort

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir