Compartir
Publicidad

Antes de inyectar dinero público en las cajas de ahorros, hay que agotar las vías de fusiones

Antes de inyectar dinero público en las cajas de ahorros, hay que agotar las vías de fusiones
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Comenta Cotizalia hoy que el Gobierno prepara una inyección de dinero en las cajas de ahorros que oscilará entre 30.000 y 80.000 millones de euros vía FROB y con la consecuente emisión de deuda pública estatal para recapitalizar las cajas de ahorros. La cifra definitiva y la cuantía necesaria para inyectar a cada entidad dependerá del informe final del Banco de España que fijará cuan profunda es la quiebra en cada una de las entidades afectadas.

Mediante este mecanismo, la entrada en el capital de las cajas se haría adquiriendo derechos políticos, dándole al FROB voz y voto en el Consejo de Administración de las entidades, dejando una parte del capital en las fundaciones y obras sociales y haciendo malabares para quedarse con el control. El paso posterior, reconversión en bancos y colocación de las acciones en el mercado una vez que se hayan asumido las pérdidas. En toda esta maniobra, hay que tener en cuenta que las entidades que están quebradas podrán tener mucha voluntad para devolver estos préstamos de dinero público pero a efectos prácticos, la devolución será materialmente imposible y hay una tercera solución que ni siquiera se está barajando que puede salir gratis a las arcas públicas.

Situación actual de las cajas de ahorros


Partamos de la premisa que la irresponsabilidad del sector financiero ha sido conjunta y que aunque el origen de todos los males lo tenemos en el burbuja inmobiliaria, tenemos pérdidas que hay que reconocer, asumir y eliminar de los balances. Partiendo de esta responsabilidad conjunta, hay que dividir en tres el sector financiero, dígase bancos por un lado, cajas de ahorros por otro y cooperativas de crédito en tercer lugar. Analizando los datos del total de cajas de ahorros, tenemos las siguientes cifras significativas a cierre de 2009:
  • Total activo: 1,28 billones de euros
  • Total pasivo: 1,21 billones de euros
  • Patrimonio neto: 65.405 millones de euros
  • Provisiones: 9.935 millones de euros y 3.315 millones de euros en contigencias fiscales
  • Créditos a clientes: 983.000 millones de euros

Tal y como podemos apreciar, el patrimonio global de las cajas asciende a 65.000M€ y vamos a inyectar en torno a dicha cantidad. Admitiendo que el sistema está quebrado, aquí deben pagar justos por pecadores y el patrimonio de las cajas de ahorros que si es positivo y no está contaminado, debe asumir en primer lugar las pérdidas del resto. Este proceso se realiza mediante una megafusión de todas las cajas de ahorros para que nos quede una única entidad resultante.

Recapitalización de la caja de ahorros mala vía bancos


Esta entidad, tendrá previsiblemente unos fondos propios negativos una vez que el Banco de España pegue el puñetazo en la mesa y obligue a reconocer las pérdidas del sector. Supongamos que la entidad resultante necesitara unos fondos propios inferiores a los previstos, en torno a 15.000 – 20.000 millones de euros, una vez aplicadas las provisiones y eliminados los pasivos fiscales mediante “regalo”.

Pero en esta maniobra, hemos conseguido varias cosas:

  • Concentración de todos los riesgos en una sola entidad y eliminación de los activos tóxicos.
  • Proceso de eliminación de costes en el sector, vía ajuste de personal, cierre de oficinas (sobran más del 40%) y reducción de costes por sinergias de fusión. Ojo, el coste social es alto, indudable, pero no hat otra vía y va a suceder este ajuste, sea mediante la nacionalización directa o la fusiones propuestas.

Y ahora, es cuándo funciona la segunda parte del plan. La capitalización necesaria se hará vía el resto del sector financiero en un porcentaje, empresas cotizadas en segundo lugar y en última instancia, una ligera participación del estado mediante suscripción de acciones del nuevo banco resultante.

Partamos de la premisa que basta con que se de una especie de exención fiscal para beneficios que se capitalicen en esta nueva entidad para que las grandes entidades financieras tengan que arrimar el hombro en el proceso de capitalización sí o sí. El objetivo final es que el sector financiero se trague el monstruo que ellos han propiciado con la connivencia de ciudadanos, políticos y malas operaciones en el sector financiero.

El Gobierno no debe sacar el talonario de manera directa y debe recurrir a una megafusión por decreto y recapitalización de las cajas recurriendo al sector privado, a las grandes empresas y a los nichos de capital existentes. Una emisión de deuda pública de 80.000 millones del FROB sería un verdadero desastre para nuestra economía dado que el FROB nunca va a cobrar estos dividendos y la venta posterior de estas cajas convertidas en bancos, no es buena idea dado que van a seguir siendo cajas malas si no cuentan con el respaldo de los balances de las cajas que si han hecho bien los deberes. ¿Qué opinais de esta tesitura?

Más Información | Anuario CECA 2009 (PDF)
En El Blog Salmón | El Banco de España sigue amenazando a las cajas de ahorros sin actuar
Imagen | Tomas Fano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos