Compartir
Publicidad
Publicidad

Da comienzo el juicio por el escándalo de Société Générale

Da comienzo el juicio por el escándalo de Société Générale
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

El pasado martes dio comienzo el juicio a Jerome Kerviel, el broker de Société Générale que protagonizó uno de los mayores escándalos financieros de la historia. Escándalo que proporcionaría al banco francés pérdidas por un valor de 4.900 millones de euros, y que protagonizó gran expectación a nivel mundial, ya en unas fechas en que la burbuja financiera había 'estallado'. Tal y como afirma el periódico francés Le Figaro:

Kerviel está acusado, en concreto de abuso de confianza, falsificación e intromisión en un sistema automatizado de datos.

Este escándalo que se hizo público en febrero de 2008, puso en tela de juicio la desmedida libertad con la que cuentan los operadores de mercado a la hora de manejar grandes capitales financieros. A raíz de aquello, muchos se plantearon endurecer las medidas de control a las entidades financieras, por las tremendas consecuencias que puede tener el asumir ciertos riesgos.

Los rumores que sobrevuelan este incidente, algunos piensan que Kerviel fue un broker corrupto que abusó de sus privilegios de forma interesada, mientras que otros creen que este señor fue la cabeza de turco para 'tapar' un escándalo de índole aún mayor.

El hecho es que Société Générale perdió muchísimo dinero, debido (en mi opinión) a la falta de regulación interna, interesada y perpetrada por los supervisores directos de este señor. Es muy posible que esta falta de regulación hubiese proporcionado a la Entidad grandes beneficios, o tal vez sirvió para conseguir beneficios privados por parte de esta selecta cúpula de financieros.

No podemos olvidar que los bancos cumplen un fin social, como toda empresa que opere en cualquier sector de la economía, que es canalizar los excedentes individuales de ahorro y financiación, actividad por la cual se lucra. 'Abusos' como este solo ayudan a crean incertidumbre, descrédito y por tanto deben investigarse y castigarse para que el sistema financiero no sea tan vulnerable a actuaciones de carácter individual.

Vía | Le Figaro (en francés) En el Blog Salmón| Jerome Kerviel y los negocios colaterales Imagen | marc-lagneau

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos