Compartir
Publicidad
Publicidad

El inversor irracional frente al inversor racional

El inversor irracional frente al inversor racional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El otro día me lo confesaba un blogger del mundillo financiero (no diré el nombre, si él quiere ya saldrá). Es de los que publica sus movimientos en los mercados financieros. Y su confesión era: "en realidad gano menos de lo que marca la estrategia en el blog".

No, no es que esté mintiendo. Es que en el blog publica sus decisiones racionales, de acuerdo a un sistema. Y el caso es que, además de esas operaciones que publica, de vez en cuando hace algunas operaciones "impulsivas". Es decir, se aparta de su sistemática para invertir "por intuición". Y el resultado es que estas operaciones por impulso restan valor a las que realiza de acuerdo a su sistema. Lo cual (aparte de que a nivel personal debería servirle para hacerse más caso a sí mismo) viene a confirmar el lugar común en el mundo de la inversión que dice que la mejor estrategia de inversión es la que sigue un conjunto de reglas (siempre que esas reglas tengan lógica, claro) y no deja que las "intuiciones" modifiquen esas decisiones. De esta forma, se consigue eliminar el factor humano en las mismas y basar la estrategia en los datos, que al final son los que suelen aportar un mayor sentido.

Por supuesto, dejar los impulsos fuera le quita parte de la gracia al mundo de la inversión. Pero darle cabida lo acerca (más si cabe) al juego de azar.

Foto | Rednuht

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos