Compartir
Publicidad

España puede cometer el mismo error que Irlanda con la nacionalización de las cajas de ahorros

España puede cometer el mismo error que Irlanda con la nacionalización de las cajas de ahorros
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Rubalcaba ha avanzado hoy que el Gobierno prepara un plan para reforzar las cajas de ahorros, plan que podría contemplar la nacionalización de las cajas de ahorros como paso previo a su conversión en bancos, tal y como ya comentamos en estas mismas páginas.

En esta tesitura, la historia muy reciente nos indica que las megainyecciones de dinero público en entidades en quiebra y los avales estatales a sectores zombies, tienen graves consecuencias. Basta con mirar a Irlanda para entender de qué hablo y para que podamos vivir en primera persona cómo se arruina un Estado por tomar decisiones incorrectas.

A día de hoy, dado el contenido de la rueda de prensa de Rubalcaba, todos sabemos que tenemos un problemón con las cajas de ahorros pero no tenemos ni la más remota idea de cómo resolverlo. Si se analiza la comparecencia, el ministro no ha dicho absolutamente nada sobre las actuaciones previstas, ni plazos, ni la hoja de ruta a seguir. Sólo tenemos la información de un powerpoint que se le ha pasado a los inversores institucionales extranjeros que se insinua la hipotética nacionalización de las cajas, como mecanismo puente para convertirlas en bancos.

Dado que el Gobierno no tiene muy claro cómo actuar, le propongo una hoja de ruta a seguir con las cajas de ahorrosantes de hacer alguna tontería con el FROB a ver qué os parece:

  • Conversión de todas las cajas de ahorros en sociedades anónimas, dotando de derechos políticos a los tenedores de participaciones preferentes que se convierten en acciones.
  • Purga posterior de balances sacando al 50% de los valores de tasación todos los activos inmobiliarios adjudicados.
  • Megafusión de estos bancos nuevos, a ver qué tenemos como resultado patrimonial después de la limpieza exhaustiva.
  • Cuantificación exacta del agujero patrimonial en el sector. Tal y como he insistido por activa y pasiva, si se fusionan absolutamente todas las cajas, este agujero no debe ser superior a los 30.000 millones de euros.
  • Ampliación de capital obligatoria en este banco mediante dotación obligatoria del resto de entidades financieras que presenten beneficios reales y tangibles y tengan balances saneados. (Fundamentalmente BBVA y Santander). En lugar de repartir dividendos, entran en el capital del nuevo banco y reparten estas acciones entre sus accionistas sí o sí con un porcentaje sobre los dividendos. Aquí es dónde se lee, esto lo va a arreglar quién lo ha jodido y al que no le guste, que se aguante y que recurra al Constitucional si le parece.
  • Una vez terminado todo esto, el Estado no debe haber colocado un solo euro más en el sistema financiero y entonces es cuando debe recuperar las aportaciones del FROB mediante la venta de las participaciones convertidas en acciones a los inversores.
  • Liquidación patrimonial de las obras sociales e integración en una ONG si no ha sido necesario absorber también su patrimonio en todo el proceso.
  • Por último, depuración de responsabilidades civiles y penales, desde los Gobiernos autónomicos a todos los que se han sentado en un Consejo de Administración. Hoy por hoy, si un empresario realiza una gestión que perjudica a sus acreedores, paga con su patrimonio, aquí debe pasar lo mismo para que los Moltó, Obispado de Córdoba, gestores de Bancaja y resto de “aprendices de banqueros con ansías de poder” sean consecuentes con su nula gestión empresarial.

Actualmente, nadie puede entrar en una caja de ahorros con consejos de administración que saben de todo menos de banca y en dónde los tenedores de participaciones preferentes o cuotas participativas son un cero a la izquierda. En definitiva, el Estado tiene que intervenir en el sistema financiero para sanearlo pero sin sacar un solo euro de las arcas públicas.

Si en todo este proceso, en algún punto el Estado saca el talonario, estaremos firmando nuestra “sentencia de muerte económica” y las medidas que se han tomado en Irlanda para reducir el déficit va a ser un cuento para niños con lo que puede suceder en España. Sólo espero que el Gobierno de Zapatero analice muy bien lo que puede significar una inyección de 50.000 millones de euros en las cajas y el aval del Estado a un zombie.

En El Blog Salmón | Antes de inyectar dinero público en las cajas de ahorros hay que agotar la vía de las fusiones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos